4 junio, 2015
Milicianos prorrusos mantuvieron en marzo del año pasado un punto de control en la carretera que comunica la península de Crimea con el resto de Ucrania, cerca de la ciudad de Armyanskh. | AFP
Milicianos prorrusos mantuvieron en marzo del año pasado un punto de control en la carretera que comunica la península de Crimea con el resto de Ucrania, cerca de la ciudad de Armyanskh. | AFP

Kiev

El Parlamento de Ucrania, Rada Suprema, autorizó este jueves el despliegue en su territorio de fuerzas extranjeras para mantener la paz y seguridad según un mandato de la ONU o de la Unión Europea.

La ley impide participar en dichas operaciones de paz a aquellos países implicados en la “agresión militar contra Ucrania”, en clara referencia a Rusia, a la que Kiev acusa de armar a las milicias separatistas del este del país.

Un total de 240 diputados respaldaron la iniciativa legal del partido oficialista que precisa que el despliegue de tropas extranjeras debe responder a una petición expresa por parte ucraniana.

La Constitución ucraniana prohíbe expresamente el emplazamiento de tropas y bases militares de otros países, por lo que en cada caso debe ser aprobada por una ley.

Así es como los diputados ucranianos también aprobaron en marzo pasado una ley que permite el despliegue de tropas de EE.UU. y Polonia para maniobras militares, tras lo que instructores de esos países y también del Reino Unido operan en el oeste del país.

El presidente ucraniano, Petró Poroshenko, aboga por desplegar fuerzas de interposición en el este de Ucrania y en la frontera con Rusia para el arreglo del conflicto, a lo que se oponen terminantemente tanto los separatistas como Moscú.

Esta ley fue aprobada después de que ayer la región de Donetsk fuera escenario de los combates más cruentos entre fuerzas gubernamentales y milicias prorrusas desde que ambos bandos aceptaran en febrero un alto el fuego.

En su mensaje anual al Parlamento, Poroshenko denunció hoy que el país sigue amenazado por “una guerra en toda regla” por parte de Rusia, que mantiene en territorio ucraniano a más de 9.000 soldados.

“Se mantiene una amenaza colosal de que se reanuden las acciones militares de envergadura por parte de los grupos terroristas rusos. Catorce batallones tácticos rusos, integrados por más de 9.000 efectivos, permanecen en territorio de Ucrania”, declaró.

Agregó que Rusia continúa suministrando a los separatistas armamento de ultima generación, además de municiones, combustible y alimentos.

“Debido a la amenaza permanente de que Rusia inicie una guerra en toda regla contra Ucrania (...) en 2016 incrementaremos de nuevo la partida presupuestaria de defensa”, dijo.