17 agosto, 2016
Algunos privados de libertad abandonarán las cárceles turcas, informó el Gobierno de ese país.
Algunos privados de libertad abandonarán las cárceles turcas, informó el Gobierno de ese país.

Estambul

Turquía liberará a 38.000 prisioneros condenados por delitos cometidos antes del 1.° de julio, es decir, antes del fallido golpe de Estado, anunció este miércoles el ministro de Justicia, Bekir Bozdag.

El objetivo, aparentemente, es evitar el hacinamiento en las cárceles.

La liberación anticipada bajo control judicial "no es una amnistía" y concierne "los delitos cometidos antes del 1.° de julio", pero no los asesinatos, actos terroristas, atentados contra la seguridad del Estado, violación de secretos de Estado o narcotráfico, anunció el ministro.

"Con base a esta medida, unas 38.000 personas saldrán de prisión en una primera fase", indicó el ministro, dejando la puerta abierta a nuevas oleadas de liberaciones anticipadas.

La medida excluye de hecho cualquier persona encarcelada por su implicación en el golpe de Estado frustrado del 15 de julio.

Ankara acusa al predicador Fethullah Gülen, exiliado en Estados Unidos, de haber organizado la intentona.

Este anuncio llega después que Turquía haya puesto en marcha una implacable purga contra los simpatizantes de Gülen en las instituciones y en todos los sectores de la sociedad. Unos 35.000 fueron encarcelados, 11.600 de los cuales ya fueron puestos en libertad, según responsables turcos.

La prensa informó estas últimas semanas de un importante hacinamiento en las prisiones turcas a causa de estas purgas.

La medida anunciada este miércoles parece destinada, en este sentido, a hacer campo en los establecimientos penitenciarios para las personas encarceladas en el marco de esta purga nacional, aunque el ministro no explicó los motivos de las liberaciones anticipadas.

Etiquetado como: