Índice ha descendido en casi 10 puntos procentuales desde el 2013

 27 julio
Turistas recorrían -a finales de mayo del 2017- una calle cerca del Puente Nuevo, en la ciudad de Ronda, Andalucía
Turistas recorrían -a finales de mayo del 2017- una calle cerca del Puente Nuevo, en la ciudad de Ronda, Andalucía

Madrid

El inicio de la temporada turística ha traído trabajo a España, donde el desempleo cayó al 17,2% en el segundo trimestre, el nivel más bajo desde 2009, si bien la precariedad y los sueldos bajos siguen siendo moneda corriente.

"A finales de año estaremos por debajo del 17%", prometió el domingo el ministro de Economía Luis de Guindos, cuyo gobierno conservador asegura que es capaz de crear medio millón de puestos de trabajo este año, en la cuarta economía de la Eurozona.

La reducción de la tasa de paro es clara respecto al primer trimestre, cuando cerró en un 18,7%, y se explica en gran parte por las contrataciones del sector turístico en primavera, un esquema que cada año se repite en el país.

"En este país, el PIB crece por encima del 3% mientras que los salarios que se han firmado en el primer semestre del año lo hacen en el 1,27%..." Unai Sordo, líder de Comisiones Obreras (CCOO

El fenómeno se ha acentuado desde hace dos años con cifras turísticas récord (75 millones de visitantes en el 2016), en parte por la llegada de personas temerosas de atentados que han evitado destinos como Turquía o Egipto, o capitales europeas como Londres o París.

La reducción global del desempleo suma ya casi diez puntos, desde que a principios del 2013 alcanzó el 27%. A fines de junio, España tenía 3,9 millones de desempleados, frente a 4,25 millones a fines de marzo.

Sin embargo, la mayoría de los trabajos creados son temporales.

Tanto es así que el número de contratos temporales firmados entre abril y junio es casi tres veces superior al de contratos fijos, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En total, el 26,8% de los contratos de trabajo en España son temporales, una cifra en alza en un país que en el 2016 ya tenía el récord de la zona euro en este sentido.

9,8 euros es el salario promedio por hora en España

"¿Por qué siguen siendo atractivos los contratos temporales (para los empresarios)? Porque la indemnización de desempleo es más alta en el caso de los contratos permanentes", recordó recientemente la jefatura de la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) en España.

El Banco de España también ha alertado del problema del aumento del empleo a tiempo parcial, que según dice se está volviendo crónico.

Salarios bajos. Aparte de la precariedad, el otro gran problema son los bajos salarios.

"En este país el PIB crece por encima del 3% mientras que los salarios que se han firmado en el primer semestre del año lo hacen en el 1,27%, por lo que la distribución de la riqueza es cada vez más desigual", denunció este miércoles en un comunicado el líder del sindicato Comisiones Obreras (CCOO), Unai Sordo.

El salario horario medio en España es de 9,8 euros (frente a 14,8 en Francia), lo que coloca al país en la 16.ª posición en Europa, según la agencia europea de estadísticas Eurostat.

Concretamente, "un empleado español medio tiene que trabajar 19 meses para ganar lo mismo que un asalariado alemán en un año", según los cálculos de la empresa de empleo temporal Adecco.

En ese sentido, el propio Guindos reconoció que después de años de crisis que minaron el poder adquisitivo de los españoles "se tiene que ir produciendo una normalización de los salarios".

El FMI opina, no obstante, que el margen de maniobra es estrecho, si España quiere mantener la competitividad de su economía, que en los últimos años propició un fuerte aumento de las exportaciones.

El salario mínimo aumentó en España un 8% a comienzos de año, a 825 euros mensuales. No obstante, el 22% de la población española se encuentra en riesgo de pobreza, tal y como recordó el INE hace no mucho.

Por su lado, el desempleo de los menores de 25 años sigue siendo uno de los más altos de Europa, pese a haber retrocedido al 39,5% en el segundo trimestre.

La Comisión Europea, el FMI y la OCDE estiman que España debe mejorar urgentemente su sistema educativo para adaptar mejor sus estudiantes a las necesidades de las empresas.

Tanto la Comisión como el Fondo Monetario Internacional, con sede en Washington, han criticado además los numerosos programas de ayuda al empleo, costosos y poco eficaces. La prueba es que el 54% de los parados lleva sin trabajo más de un año; es decir 2,1 millones de personas.