Las expulsiones de georgianos residentes en territorio ruso fueron decididas por Moscú en represalia de la decisión de Georgia, a fines de septiembre de 2006, de detener y expulsar a cuatro oficiales rusos sospechosos de espionaje.

 3 julio, 2014

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condenó el jueves a Rusia por haber llevado a cabo expulsiones masivas de georgianos en 2006, dos años antes del conflicto armado que opuso los dos países.

El tribunal de Estrasburgo estimó que en 2006 "las autoridades rusas llevaron a cabo una política coordinada de detención y expulsión de ciudadanos georgianos". Esa política tenía un "carácter arbitrario", agregaron.

Las expulsiones de georgianos residentes en territorio ruso fueron decididas por Moscú en represalia de la decisión de Georgia, a fines de septiembre de 2006, de detener y expulsar a cuatro oficiales rusos sospechosos de espionaje.

En muy poco tiempo, miles de personas fueron expulsadas de Rusia hacia Georgia. Esa política "orquestada" acarreó "violaciones masivas de los derechos humanos", alegó la representante del gobierno georgiano, Tina Burjaliani, en la audiencia ante el tribunal realizada en junio de 2012.

El representante del gobierno ruso, Grigory Matiuchkin, negó que hubiera habido cualquier "campaña antigeorgiana" y recordó que Rusia tiene un "derecho soberano en materia de control de la inmigración". Sostuvo que los georgianos expulsados lo fueron en el marco de procedimientos normales.

Etiquetado como: