Otra instancia lo había condenado por pago de servicios sexuales a menor

 19 julio, 2014

Milán. AFP. El magnate y ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, fue absuelto ayer por el Tribunal de Apelación de Milán que revisó su condena por prostitución de menores y abuso de poder en el caso Ruby, como se conocía a la menor.

“Estoy profundamente conmovido”, reconoció en un tuit Berlusconi , de 77 años, quien por primera vez en 20 años como líder indiscutible de la derecha italiana elogió la labor de los jueces.

“Agradezco a la mayoría de los magistrados que en silencio han hecho un trabajo riguroso y de un equilibrio admirable”, añadió.

“Dirijo un pensamiento respetuoso para la magistratura que confirmó lo que siempre he dicho”, agregó al reiterar que es inocente por el caso de la joven marroquí.

La “clamorosa sentencia”, como la calificó el diario italiano La Repubblica en su página web, invalida la condena en primer grado a siete de años de cárcel y la inhabilitación permanente a todo cargo público del ex primer ministro.

Los tres miembros de la Corte, luego de tres horas de deliberación, decidieron absolver al magnate porque el hecho “no constituye un delito”, dijo el juez Enrico Tranfa.

Como en otras ocasiones, Berlusconi no estaba presente ya que cumple desde mayo todos los viernes media jornada de labores sociales con enfermos de alzhéimer del centro de asistencia de Cesano Boscone, ubicado en Milán, tal y como estableció la Justicia.

Con esa labor social, el exjefe de Gobierno purga una condena a un año de cárcel por fraude fiscal por el caso Mediaset, uno de sus numerosos líos judiciales.

La absolución de Berlusconi por el caso Ruby era inesperada y generó gran satisfacción entre los abogados del magnate y júbilo entre su partido Forza Italia.

“Una sentencia bella, que va más allá de nuestras previsiones”, declaró el abogado Franco Coppi al conocer el fallo.

El 11 de julio, el fiscal general de la Corte de Apelación milanesa, Piero de Petris, pidió la confirmación de la pena a siete años de prisión pronunciada en primera instancia, considerando que si bien se trataba de una condena “severa no podía ser impugnada”.

Sin embargo, los magistrados de la Corte de Apelación consideraron que Berlusconi debe ser absuelto en los dos casos.

Berlusconi insistió en que creía que la joven marroquí Karima El Mahroug era mayor de edad cuando asistía a fiestas nocturnas en su mansión. | AFP
Berlusconi insistió en que creía que la joven marroquí Karima El Mahroug era mayor de edad cuando asistía a fiestas nocturnas en su mansión. | AFP

El tres veces primer ministro de Italia no cometió abuso de poder “porque el hecho no ocurrió”, según los jueces y fue absuelto de la acusación de prostitución de menores porque “el hecho no constituye un delito”, precisó el presidente de la Segunda Corte de Apelación, Enrico Tranfa.

Las razones técnicas de la sentencia serán publicadas en 90 días, aclaró el presidente de la Corte.

Según el abogado Coppi, los jueces estimaron que Berlusconi decía la verdad cuando aseguraba que estaba convencido de que la joven Ruby, una exuberante marroquí llamada Karima El Mahroug y apodada Ruby robacorazones, era mayor de edad cuando asistía a las veladas nocturnas en la mansión milanesa de Berlusconi .

“Estoy feliz con la absolución; había perdido las esperanzas”, comentó Ruby a sus abogados.

Antecedentes. Berlusconi fue condenado en junio del 2013 en primera instancia a siete años de cárcel por haber remunerado una decena de prestaciones sexuales, entre febrero y mayo de 2010, a la exuberante Ruby, menor de edad por entonces.

En esa misma ocasión fue condenado por abuso de poder al haber presionado como jefe de Gobierno al jefe de policía de Milán para que liberaran a Ruby, la cual había sido detenida por robo.

Tuvo que cambiar sus históricos abogados, Niccolò Ghedini y Piero Longo, en el caso Ruby, debido a que estaban investigados por inducir a varios testigos a prestar falso testimonio.

El ex primer ministro de todos modos tendrá que seguir cumpliendo servicios sociales por la condena en firme por fraude fiscal.

Igualmente, el exjefe de Gobierno tiene pendiente varios asuntos judiciales, entre ellos uno por el soborno de un senador para hacer caer el gobierno liderado por su rival Romano Prodi.

Para muchos editorialistas y observadores políticos, la absolución refuerza el acuerdo entre Berlusconi y el primer ministro de izquierda Matteo Renzi, conocido como el “pacto del Nazareno”, para realizar una serie de reformas.