En el atentado murió una persona y tres agentes resultaron heridos,

 14 febrero, 2015
El ataque fue contra un centro cultural en Copenhague donde se debatía sobre el islamismo y la libertad de expresión.
El ataque fue contra un centro cultural en Copenhague donde se debatía sobre el islamismo y la libertad de expresión.

La primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt, calificó de “cínico acto de violencia” el tiroteo ocurrido hoy en un centro cultural de Copenhague, en el que murió una persona y que la Policía considera un atentado terrorista.

“Dinamarca ha sido atacada hoy por un cínico acto de violencia. Todo indica que el tiroteo en Osterbro (el barrio donde está situado el centro cultural atacado) fue un atentado político y por lo tanto un acto terrorista”, señaló en un comunicado Thorning-Schmidt.

El atentado, en el que tres agentes resultaron heridos de levedad, se produjo mientras se celebraba un debate sobre blasfemia y libertad de expresión al que asistían el embajador francés y el artista sueco Lars Vilks, amenazado por grupos islamistas desde hace años por dibujar a Mahoma como un perro.

Thorning-Schmidt señaló que todos los recursos policiales están dedicados a la búsqueda de los dos sospechosos y que capturarlos es la “prioridad principal” de las autoridades.

“El atentado es un acto que me llena de profunda ira. Pondremos todos los medios para encontrar a los culpables y llevarlos ante un tribunal”, afirmó.

En el atentado resultaron heridos de levedad tres agentes, dos de ellos miembros de los servicios de inteligencia, informó la Policía, que ha incrementado las medidas de seguridad en la capital danesa.

El coche en el que huyeron los dos sospechosos fue encontrado a unos tres kilómetros del centro cultural, aunque no las armas usadas en el tiroteo.

La Policía informó de que uno de los sospechosos es un hombre “de rasgos árabes” de entre 25 y 30 años, que llevaba cubierta la parte inferior de la cara con un pañuelo y portaba un arma automática.

Tanto Vilks como el embajador francés en Copenhague, François Zimeray, que figuraban entre los invitados, resultaron ilesos.

El seminario, con el título “Arte, blasfemia y libertad de expresión”, había sido organizado por el Comité Lars Vilks.

Vilks, de 68 años, ha recibido amenazas de varios grupos fundamentalistas islámicos desde que en agosto de 2007 publicó un retrato de Mahoma como un perro en el periódico sueco “ Nerikes Allehanda ” y desde entonces cuenta con protección policial.

Los tribunales de Suecia condenaron en 2010 a dos y tres años de cárcel a dos hermanos por incendiar la casa del artista en el sur de este país nórdico.