Muchas carreteras y caminos que llevan a los pueblos de montaña están bloqueados

 23 agosto, 2016

Roma (Italia)

Un fuerte terremoto de magnitud 6,2 grados sacudió la madrugada de este miércoles (hora local) el centro de Italia, dejando al menos 241 muertos y numerosas personas atrapadas bajo los escombros, así como decenas de pequeños poblados devastados.

El epicentro del sismo fue localizado cerca de Nurcia, una ciudad de la región de Umbría, a unos 150 kilómetros de Roma, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS). El terremoto, que se sintió en Roma y Venecia, despertó a la población a las 3:30 a. m. (hora local).

El sismo se presentó en Perugia y Riete, durante la madrugada del miércoles en Italia.
El sismo se presentó en Perugia y Riete, durante la madrugada del miércoles en Italia.

La agencia de protección civil de Italia informó que la cifra de muertos por el sismo asciende a 159, mientras que el jefe de la Protección Civil, Fabrizio Curcio, confirmó que "muchos edificios quedaron destruidos" en varias localidades y que se teme por la vida de sus habitantes.

El balance oficial de muertos sube de hora en hora ya que hay mucha gente bajo los cúmulos de piedra así como muchos desaparecidos, según explicó a la prensa Immacolata Postiglioni, responsable de las operaciones urgentes de la Protección Civil.

Los heridos más graves están siendo evacuados a la capital de la provincia, Rieti, así como a hospitales de Roma y Florencia en helicópteros.

Las imágenes que transmite la televisión resultan dramáticas, con montañas de piedra, derrumbes, edificios agrietados y casas reventadas por el movimiento telúrico.

Según la agencia italiana de noticias AGI al menos cien personas están desaparecidas bajo los escombros.

El alcalde del pequeño poblado, Sergio Pirozzi, contó que su comunidad Amatrice, a 40 kilómetros del epicentro, había sido parcialmente destruida y que había personas atrapadas bajo los edificios colapsados.

"Tres cuartos del pueblo no existen más", expresó, tras confirmar daños en el hospital local.

Amatrice es un pueblo de montaña, fresco en verano y muy popular entre los romanos que quieren huir los fines de semana del abrasador calor de agosto.

Drama en la madrugada

"La situación es dramática. Hay muertos y edificios destruidos", declaró conmovido Stefano Petrucci, alcalde de Accumoli, una localidad cercana al epicentro del sismo.

Además, decenas de carreteras y caminos que llevan a los pueblos de montaña se encuentran bloqueados.

"En uno de los caminos hay un alud de tierra, en el otro un puente esta por derrumbarse", explicó Pirozzi en declaraciones a RaiNews.

"Los habitantes están en la plaza central. Muchos edificios se han derrumbado", aseguró.

"Mi hermana y mi hermano están bajo los escombros. No dan señal de vida. Se oyen sólo los gatos", lamentó angustiado a la AFP Guido Bordo, de 69 años, mientras espera en Accumoli noticias sobre sus familiares.

Los operadores piden continuamente silencio para poder escuchar los lamentos, gritos y señales, para luego escarbar y hurgar para intentar salvarlos.

Una familia entera, dos adultos y dos hijos, que se encontraban de vacaciones en ese localidad perdieron la vida en el sismo.

Varias réplicas pudieron sentirse durante el resto de la madrugada, una de 3,9 grados en la provincia de Perugia y otra más fuerte de 5,3 grados, que nuevamente se sintió en Roma, hacia las 4:30 a. m. (hora local).

Hace siete años, el centro de Italia sufrió, en mitad de la noche, un fuerte terremoto de 6,3 grados que provocó mas de 300 muertos en la región de L'Acquila.

La comparación con el terremoto de L'Acquila ha sido inevitable, ya que hay una distancia de apenas unos 60 kilómetros y la magnitud fue casi la misma, de 6,3 grados.

"La intensidad ha sido similar, pero la diferencia es que la densidad de la población es diferente, este terremoto ha afectado zonas menos pobladas", explicó un responsable de la Protección Civil.

Reporte de ticos

De acuerdo con el reporte del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica, ningún costarricense empadronado reside en las áreas más afectadas.

"Esta mañana la Misión contactó telefónicamente a todos a cada uno de los costarricenses que residen en áreas cercanas al epicentro del terremoto y ninguno fue afectado", informó la Cancillería.

Cabe destacar que este contacto fue con costarricenses empadronados, por lo que el reporte no incluye las personas que no se registraron, ni turistas.

Información actualizada a las 7:28 a. m. del jueves 25 de agosto con una nueva cifra de muertos.