Según la OTAN, hay por lo menos 1.000 soldados rusos en el este

 29 agosto, 2014

Frente caliente
Frente caliente

Naciones Unidas, Kiev y otras procedencias. AP, EFE y AFP. El conflicto armado en el este de Ucrania, que enfrenta a los separatistas prorrusos con el Gobierno de Kiev, se tornó ayer más tenso después que este denunció una “invasión militar directa de Rusia” a su territorio, lo cual Moscú desmintió categóricamente.

“Rusia ha lanzado una invasión militar directa contra Ucrania”, afirmó el representante de este país ante la ONU, Oleksandr Pavlichenko, en reunión de urgencia del Consejo de Seguridad.

Las potencias de Occidente, que acusan al Kremlin de apoyar y armar a los insurgentes que rechazan la autoridad de Kiev, hicieron causa común con Ucrania y amenazaron con imponer nuevas sanciones a Moscú.

Ucrania solicitó ayuda militar de “envergadura” a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) , la cual aseveró que hay al menos 1.000 soldados rusos en la zona .

El Ministerio de defensa ruso salió al paso de estas acusaciones y sostuvo que “no tienen relación con la realidad”, según el portavoz Igor Konashenko.

Las unidades militares, que según Estados Unidos han cruzado la frontera, están realizando “ejercicios tácticos propios, fuera de esa zona (este ucraniano)”, agregó el informante.

Temperatura creciente. Los temores de una guerra abierta entre ambos países, otrora repúblicas de la desaparecida Unión Soviética, crecieron ayer.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, anuló el jueves una visita a Turquía y reunión de urgencia al Consejo Nacional de Seguridad y Defensa ante el “deterioro rápido de la situación” por “la entrada de tropas rusas”.

Según las autoridades de Kiev, las fuerzas rusas en su territorio tomaron el control de la ciudad fronteriza estratégica de Novoazovsk, sita a unos 100 km al sur del bastión rebelde de Donetsk.

Periodistas de AFP constataron el miércoles que los insurgentes habían tomado posiciones en la carretera entre Donetsk y Novoazovsk, donde todos los retenes estaban ahora en manos de los separatistas prorrusos.

El portavoz militar ucraniano, Andréi Lyssenko, indicó que un “batallón táctico de las Fuerzas Armadas rusas habían establecido un cuartel general” en la periferia de la localidad de Pobeda, 48 km al sureste de Donetsk.

En la ONU, Ucrania denunció que su vecino ha situado cerca de la frontera a “más de 45.000 militares, 160 tanques, 1.360 vehículos blindados” y otros equipos castrenses.

Según la embajadora estadounidense, Samantha Power, “soldados, tanques y artillería rusos están luchando junto a separatistas en una crisis fabricada por Rusia” .

Culpó a Rusia de “mentir” cada vez que se presenta ante el Consejo de Seguridad. “Se necesitan nuevas acciones urgentes, pero Rusia tiene que dejar de decir mentiras” .

Su homólogo británico, Mark Lyall Grant, quien preside este mes el Consejo de Seguridad, se mostró “muy alarmado por la escalada de la intervención militar rusa que se está registrando en Ucrania en las últimas horas” .

El representante de Rusia, Vitaly Churkin, quien lleva ocho años al frente de la misión de su país ante la ONU, lanzó sus dardos contra Ucrania por ser responsable de esta crisis a causa de sus medidas “imprudentes contra su pueblo”.

No negó que existan rusos en territorio ucraniano, pero dijo que son “voluntarios” . “Nadie está ocultando esta realidad” , dijo.

En este mismo sentido habló Alexánder Zajarchenko, “primer ministro” de la autoproclamada república popular de Donetsk en un comunicado publicado en Internet.

“Se han unido muchos soldados rusos que prefieren no pasar sus vacaciones en la playa, sino en las filas con sus hermanos, luchando por la libertad”, alegó.