Teresa Romero resultó infectada a finales de setiembre cuando atendía a una de las dos víctimas mortales del virus en España

 21 octubre, 2014

Madrid

El equipo médico que atiende a la auxiliar de enfermería contagiada con el virus del Ébola, Teresa Romero.
El equipo médico que atiende a la auxiliar de enfermería contagiada con el virus del Ébola, Teresa Romero.

La única enferma por ébola en España, la auxiliar de enfermería Teresa Romero, ha superado la infección tras dar negativo en dos análisis realizados el domingo pasado y este martes, informaron a EFE fuentes sanitarias.

Romero, que se infectó cuando atendió a finales de setiembre a una de las dos víctimas mortales del virus en España, ingresó el pasado 6 de octubre en un hospital de Madrid con los síntomas de la enfermedad.

"Se cumplen los criterios de curación fijados por la Organización Mundial de la Salud" , dijo en rueda de prensa el jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Carlos III, José Ramón Arribas.

La auxiliar de enfermería, de 44 años, había formado parte del equipo que trató al misionero Manuel García Viejo, repatriado desde Liberia ya infectado con el virus y que falleció el pasado 25 de septiembre.

Romero ha recibido un tratamiento con diversos productos del que los médicos no han querido dar detalles por respeto a la privacidad de la paciente y al que ha respondido de manera favorable.

Los médicos consideran que, aunque haya erradicado la carga vírica del Ébola, todavía tendrá que permanecer un tiempo indeterminado en el hospital, para restablecerse del daño que el virus ha ocasionado en distintas partes de su organismo.

"Es un hecho extraordinariamente positivo, pero la recuperación completa de la paciente se demorará todavía algunos días" , añadió el doctor Arribas.

La paciente no conoce el revuelo mediático que ha generado el caso ni que una legión de periodistas acampa en la puerta del hospital. Tampoco ha sido informada de la muerte de su perro Excalibur, que fue sacrificado preventivamente poco después de anunciarse el contagio de la mujer.

Etiquetado como: