28 noviembre, 2015
Los investigadores especulan con la hipótesis de que Salah Abdeslam tenía previsto hacerse saltar por los aires con un cinturón de explosivos como los que activaron siete yihadistas suicidas de los tres comandos que actuaron el día 13 en los atentados de París.
Los investigadores especulan con la hipótesis de que Salah Abdeslam tenía previsto hacerse saltar por los aires con un cinturón de explosivos como los que activaron siete yihadistas suicidas de los tres comandos que actuaron el día 13 en los atentados de París.

París, Francia

Salah Abdeslam, uno de los terroristas buscados por su implicación en los atentados del pasado día 13 en París, compró una decena de detonadores para elaborar cinturones explosivos en una empresa pirotécnica a unos 35 kilómetros de la capital francesa, más de un mes antes de los ataques.

En su página de internet, el periódico Le Parisien reveló este sábado que fue el gerente de la empresa, ubicada en la localidad de Saint Ouen l'Aumône, quien advirtió a la policía de que Salah Abdeslam había pasado por allí, después de reconocerlo en la ficha de orden de busca y captura emitida contra él.

Según el gerente, el joven francés, de origen marroquí y residente en Bélgica, acudió a su negocio a finales de septiembre o comienzos de octubre y presentó su carné de conducir como identificación.

Antes de hacer la compra, preguntó si los detonadores eran realmente "eficaces" y "fiables".

El hecho de que Abdeslam estuviera en Francia semanas antes de cometer los atentados no sorprende a los investigadores, que tienen constancia de varios viajes desde el distrito bruselense de Molenbeek, donde vivía.

Así, por ejemplo, dos días antes de los ataques una cámara de una gasolinera de la localidad de Ressons sur Matz, al norte de París, grabó el paso de uno de los coches utilizados en los atentados, un Renault Clio en el que entonces viajaban Salah Abdeslam y otro de los sospechosos actualmente en fuga, Mohamed Abrini.

Los investigadores especulan con la hipótesis de que Salah Abdeslam tenía previsto hacerse saltar por los aires con un cinturón de explosivos como los que activaron siete yihadistas suicidas de los tres comandos que actuaron el día 13 en los atentados de París, con 130 muertos y más de 350 heridos.

De hecho, se encontró uno de esos dispositivos al sur de París, en una zona por la que el terrorista pasó la noche de los atentados antes de que lo fueran a recoger en coche dos conocidos que lo llevaron a Bruselas, donde se perdió su pista.