1 abril, 2014

Kiev. AFP. El presidente ruso, Vladimir Putin, comunicó ayer a la canciller alemana, Ángela Merkel, que Rusia procedió a un retiro parcial de tropas de la frontera con Ucrania, lo que constituye la primera reducción de la tensión en la crisis.

En una conversación telefónica, Putin y Merkel hablaron sobre “otras posibles medidas para estabilizar la situación en Ucrania”, indicó la cancillería alemana.

Según el Kremlin, Putin le señaló a Merkel, la necesidad de una reforma constitucional que garantice los intereses legítimos de los habitantes de todas las regiones de Ucrania por medio la adopción de un sistema federal.

Este anuncio se produjo al día siguiente del fracaso de la reunión en París entre John Kerry y Serguéi Lavrov , jefes de la diplomacia estadounidense y rusa.

Un tren cargado de tanques ucranianos salió ayer de la península de Crimea, tras la orden del presidente ruso, Vladimir Putin. | AFP
Un tren cargado de tanques ucranianos salió ayer de la península de Crimea, tras la orden del presidente ruso, Vladimir Putin. | AFP

El viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Grigori Karasin, dijo que Rusia no reconocerá la legitimidad de la elección presidencial en Ucrania si no se lleva a cabo esa reforma constitucional.

El domingo, en París, Kerry dejó de lado esa propuesta rusa, porque no había ningún representante de Ucrania en la reunión.

En Kiev, el presidente interino, Olexander Turchínov, descartó que Ucrania adopte una estructura política federal.

Estados Unidos declaró que considera la retirada de esas tropas como una condición previa a cualquier salida de crisis.

Etiquetado como: