6 octubre, 2015

Beirut. AFP. Ankara advirtió este lunes a Rusia sobre las consecuencias de violar su espacio aéreo durante sus operaciones en Siria, y la OTAN pidió a Moscú el cese inmediato de los bombardeos contra civiles sirios.

El Ejército turco anunció, además, que dos de sus cazas F-16 fueron “hostigados” en la frontera con Siria, donde Moscú lleva a cabo una campaña de bombardeos en apoyo del presidente Bashar al-Asad .

“Nuestras reglas de intervención son claras para quienes violen nuestro espacio aéreo”, declaró el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, a la televisión Haber-Turk.

“Las Fuerzas Armadas turcas tienen instrucciones claras. Aunque sea un pájaro volando, será interceptado”, añadió

Sin embargo, el primer ministro se negó a hablar de una crisis entre su país y Rusia.

“Nuestros canales permanecen abiertos”, manifestó, y deseó que Moscú abandone sus “malas actitudes”.

El Ministerio de Defensa ruso argumentó que un cazabombardero del país entró en el espacio aéreo turco a causa de “las malas condiciones meteorológicas” y negó cualquier vínculo con un “acoso” a los aviones turcos. Indicó que los MiG-29 no se están usando en Siria.

Los 28 países que integran la Organización del Tratado del Atlántico Norte ( OTAN) juzgaron las incursiones aéreas rusas como “peligrosas e irresponsables”.

Desde Chile, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, aseguró que los aviones de combate rusos podrían haber sido derribados por los turcos. “Este es el tipo de cosas sobre las que hemos avisado (...), y por eso hemos entablado conversaciones con Rusia para estar seguros de que no habrá ningún conflicto accidental”.

La OTAN alertó sobre el “peligro extremo” de esas incursiones en Turquía, tras una reunión de emergencia celebrada en su sede de Bruselas.

La organización comprobó dos violaciones del espacio aéreo de Turquía.

Etiquetado como: