15 agosto, 2014

Kiev. EFE. Rusia pidió ayer a las autoridades ucranianas y a los separatistas prorrusos que declaren un alto el fuego para garantizar la seguridad de un convoy ruso con ayuda humanitaria para la población en la zona de conflicto.

“Es necesario para garantizar la seguridad de la acción humanitaria en marcha. La difícil situación en el sureste ucraniano exige un alto el fuego”, afirmó la Cancillería rusa en un comunicado.

El convoy con más de 2.000 toneladas de alimentos y generadores eléctricos se encuentra en la región rusa de Rostov a la espera de recibir autorización para cruzar la frontera y dirigirse a la ciudad de Lugansk, donde no hay luz ni agua desde hace dos semanas.

“Instamos a ambas partes en conflicto a mostrar la debida voluntad política en este momento de gran responsabilidad para paliar la dificultosa situación en la que se encuentra la población de la zona afectada”, añadió.

A su vez, la Cancillería destacó que Moscú se encuentra “en la fase final” de los esfuerzos “para acordar los aspectos de la concesión de la ayuda humanitaria a la población del sureste de Ucrania” .

El convoy hizo ayer una parada en su camino hacia Rostov, Rusia. | EFE
El convoy hizo ayer una parada en su camino hacia Rostov, Rusia. | EFE

La Cruz Roja, que mantuvo ayer el primer contacto con el convoy ruso , ha pedido a Moscú información detallada sobre el contenido de los más de 200 camiones rusos, que transportarían 2.000 toneladas de cereales, azúcar, alimentos para niños, medicinas, sacos de dormir y generadores eléctricos.

Las autoridades ucranianas quieren que, además de los funcionarios de aduanas y la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa , la Cruz Roja esté presente en el registro del cargamento humanitario en la frontera.

“Esperemos que la parte rusa cumpla todas estas exigencias y no viole la legislación ucraniana e internacional”, aseguró Ígor Lisenko, vocero del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa.

Etiquetado como: