Otra arista de tensión es la detención de varios observadores militares extranjeros a los que se les acusa de ser supuestos espías de la OTAN así como la concentración de tropas rusas junto a la frontera oriental del país

 26 abril, 2014
Una barricada del edificio del servicio de seguridad ocupado por los activistas pro-rusos en Lugansk, Ucrania.
Una barricada del edificio del servicio de seguridad ocupado por los activistas pro-rusos en Lugansk, Ucrania.

El ministerio de Defensa de Rusia negó que aviones rusos hubieran violado el espacio aéreo de Ucrania, informó la agencia oficial Itar-Tass.

Las acusaciones fueron lanzadas por el Pentágono. Este dijo que aviones rusos violaron el espacio aéreo ucraniano en varias ocasiones en las últimas 24 horas.

También el Primer ministro ucraniano Arseni Yatseniuk había acusado el sábado a la aviación militar rusa de esa misma supuesta irrupción aérea.

Estas acusaciones se suman a la escalada de tensión que viven ambos países.

Otra arista de tensión es la detención de varios observadores militares extranjeros a los que se les acusa de ser supuestos espías de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

A cambio de ellos, el líder de un grupo de separatistas prorrusos en el este de Ucrania dijo que podrían poner en libertad a unos activistas prorrusos encarcelados.

“En vista de que les encontramos mapas e información sobre la ubicación de nuestros retenes, tenemos la impresión de que son agentes que realizan una cierta misión de espionaje”, dijo Vyacheslav Ponomaryev, autoproclamado alcalde de la ciudad oriental de Slovyansk.

La delegación de ocho miembros, encabezado por funcionarios alemanes, viajaba bajo los auspicios de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) cuando fue detenida en Slovyansk el viernes.

El ministerio de Defensa de Alemania dijo que había perdido contacto con el equipo, que según dijo también incluía a cinco ucranianos.

Tim Guldimann, enviado especial de la OSCE para Ucrania, dijo el sábado a la radio pública alemana WDR que se hacían esfuerzos para resolver el problema pero se negó a dar detalles.

El ministro de Relaciones Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, llamó al canciller ruso Serguéi Lavrov la noche del viernes para presionar por la liberación de los observadores. El Ministerio de Asuntos Exteriores alemán también llamó a un funcionario de la embajada de Rusia para dar el mismo mensaje.

Además, la ministra de defensa alemana, Ursula von der Leyen, exige la liberación inmediata del grupo de siete militares europeos.

Von der Leyen descartó que los militares alemanes se encontrasen en Ucrania por motivos bélicos y aseguró que estaban allí en el marco de la OSCE y de acuerdo a la base del conocido como Documento de Viena. “Su importante tarea es la de cuidar por la transparencia y la construcción de la confianza”.

El enviado de Rusia ante la OSCE, Andrei Kelin, dijo que Rusia estaba tomando “todas las medidas posibles” para liberar a los observadores militares. Kelin habló en Viena con la agencia estatal de noticias rusa RIA Novosti.

¿El preludio de una invasión? Otra arista de tensión es la concentración de tropas rusas junto a la frontera oriental del país, que el Gobierno de Ucrania teme que sea el preludio de una invasión.

De ser así, Ucrania se defenderá, dijo el viceministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Danylo Lubkivsky.

La actividad militar rusa al otro lado de la frontera se redujo ligeramente en el curso de la jornada de este sábado, admitió el ministro de Defensa ucraniano, Mijaíl Koval. Sin embargo, también indicó que las tropas de Moscú se acercaron hasta dos o tres kilómetros de la línea de demarcación.

“Al mediodía cuatro aviones de transporte Il-76 volaron junto a nuestra frontera, pero en ningún momento la cruzaron”, dijo Koval en conferencia de prensa.

El titular de Defensa opinó que los movimientos de tropas rusas junto a la frontera de Ucrania pueden también tener como objetivo hacer desistir al Gobierno de Kiev de la operación antiterrorista contra los separatistas prorrusos en las regiones del sureste del país.

Más sanciones. Con el aumento de las tensiones en Ucrania, Estados Unidos y sus socios del Grupo de los Siete (G7) dijeron la noche del viernes que estaban dispuestos a imponer sanciones económicas adicionales a Rusia.

De hecho, diplomáticos de los 28 países miembros de la UE se reunirán el lunes en Bruselas para debatir sobre nuevas sanciones contra Moscú por mantener su respaldo a las milicias sublevadas en el este de Ucrania.

En esta segunda fase de sanciones podrían estar la congelación de activos y la prohibición de viajar, afirmó un responsable de la UE que pidió el anonimato.

La víspera de las negociaciones del 17 de abril en Ginebra, ya se había alcanzado un acuerdo de principios para añadir 15 personas a los 55 rusos y ucranianos incluidos en la lista negra de la UE, precisó un diplomático de la UE.

Occidente ha acusado a Rusia de usar fuerzas encubiertas para fomentar disturbios en Ucrania. Ha dicho que Moscú no ha hecho nada para presionar a las milicias separatistas a fin de que liberen estaciones de policía y edificios gubernamentales tomados en al menos 10 ciudades de toda la región.

Etiquetado como: