Los S-300 son capaces de alcanzar en vuelo a aviones o misiles

 13 abril, 2015

Moscú

El presidente ruso, Vladimir Putin, sonríe , durante su reunión con el presidente kirguís Almazbek Atambayev en el Palacio Konstantin afueras de San Petersburgo, Rusia.
El presidente ruso, Vladimir Putin, sonríe , durante su reunión con el presidente kirguís Almazbek Atambayev en el Palacio Konstantin afueras de San Petersburgo, Rusia.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin , firmó este lunes un decreto que levanta la prohibición para Rusia de entregar a Irán misiles S-300, según un comunicado del Kremlin.

La presidencia rusa no precisa si tiene prevista la entrega de misiles S-300, pero el decreto abre la opción de enviar esos artefactos a Irán por vía marítima, terrestre o aérea.

El expresidente Dimitri Medvedev había prohibido en 2010 la entrega de esos misiles a la República Islámica —un contrato criticado por Occidente e Israel—, aplicando así una resolución de la Organización de las Naciones Unidas para sancionar a Teherán por su controvertido programa nuclear.

Moscú y Teherán habían firmado en 2007 un contrato de $800 millones para la entrega de S-300 rusos, capaces de alcanzar en vuelo a aviones o misiles.

Tras la prohibición de 2010, Teherán llevó el caso ante la Corte Internacional de Arbitraje en Ginebra (Suiza) para reclamar a Moscú 4.000 millones de dólares como indemnización.

A principios de año, Moscú y Teherán firmaron un protocolo de acuerdo para reforzar la "cooperación militar bilateral", durante la visita del ministro ruso de Defensa, Serguei Choigu a la capital iraní.

Y Rusia propuso entonces la entrega de Antei-2500, una nueva versión de los misiles S-300.

Irán y Rusia se han visto afectados por sanciones económicas de Estados Unidos y países europeos, Teherán, por culpa de su programa nuclear, y Rusia, por su implicación en el conflicto ucraniano.

Ambos países se han acercado en los últimos años en el ámbito económico y son los principales apoyos del régimen sirio de Bashar al-Asad.

Pero sus relaciones se han visto perjudicadas desde el inicio de la crisis diplomática internacional en torno al controvertido programa nuclear iraní.

El pasado 2 de abril, Irán y el grupo 5+1 (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania) firmaron un acuerdo marco sobre el programa nuclear iraní, tras meses de negociaciones.

El documento impone un mayor control de las instalaciones nucleares iraníes para evitar la elaboración del arma atómica. Teherán pide, a cambio, que se levanten las sanciones económicas que asfixian su economía.

Etiquetado como: