Pide el retiro de tropas ucranianas en la región este para llegar al diálogo

 24 abril, 2014

Slaviansk, Ucrania. AFP. Rusia advirtió ayer de que responderá si se atacan sus intereses en Ucrania, en momentos en que los rebeldes prorrusos del este ucraniano hacen frente a una operación militar “antiterrorista” lanzada por el Gobierno prooccidental de Kiev.

La amenaza fue formulada por el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, que recordó la guerra de 2008 con Georgia, apenas horas después de que Estados Unidos anunciara el envío de más militares a Europa oriental.

“Si nuestros intereses legítimos, los intereses de los rusos son atacados directamente, como ocurrió por ejemplo en Osetia del Sur, no veo otra forma de responder, de acuerdo con el derecho internacional”, manifestó Lavrov.

Manifestantes prorrusos participaron ayer en una protesta cerca de una barricada frente al edificio de la Administración Regional en Donetsk, Ucrania, donde el Gobierno reinició la operación “antiterrorista”. | AFP
Manifestantes prorrusos participaron ayer en una protesta cerca de una barricada frente al edificio de la Administración Regional en Donetsk, Ucrania, donde el Gobierno reinició la operación “antiterrorista”. | AFP

En el 2008, una breve guerra opuso Rusia a Georgia, tras la cual Moscú reconoció dos territorios separatistas prorrusos en este pequeño país del Cáucaso: Osetia del Sur y Abjasia.

Asimismo, Rusia reiteró que el Gobierno de Kiev tiene que retirar sus tropas de Ucrania para permitir “el inicio de un diálogo interno en el que participen todas las regiones y formaciones políticas ucranianas”, agregó.

Lavrov también dijo que la celebración de las elecciones presidenciales anticipadas el 25 de mayo en Ucrania sería “destructiva”, sin un acuerdo con los prorrusos.

Tensión. Por su parte, el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, admitió ayer que “cada día que pasa se vuelve más difícil encontrar una solución en Ucrania”. Asimismo, la OTAN expresó su preocupación por las amenazas rusas.

El Ministerio del Interior de Ucrania anunció haber “liberado” una ciudad en el este del país que estaba en manos de los separatistas prorrusos, en el marco de su “operación antiterrorista”.

El presidente interino de Ucrania, Olexánder Turchínov, ordenó el martes la reanudación de la operación “antiterrorista” contra los separatistas del este del país, tras el descubrimiento de dos cuerpos con señales de tortura.

La operación fue suspendida durante la Pascua, tras haberse convertido en una debacle para las tropas ucranianas desplegadas en el este del país: algunos tanques pasaron a control prorruso y otros tuvieron que dar media vuelta tras ser bloqueados por la población.

También a esta situación respondió Lavrov, quien acusó a Estados Unidos de dirigir las acciones de las autoridades de Kiev.

“Anunciaron la suspensión del operativo antiterrorista, pero ahora que el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, viajó a Kiev , dicen que la operación es reactivada”, exteriorizó el ministro ruso.

Asimismo, tras la partida de Biden, Estados Unidos anunció el despliegue de alrededor de 600 soldados en Polonia y en las repúblicas bálticas.

La ciudad de Slaviansk está controlada por hombres armados, algunos de ellos encapuchados y portando uniformes sin insignia. Se ha convertido en el bastión de los separatistas prorrusos del este de Ucrania.

En esta ciudad también estaría retenido Simon Ostrovsky, periodista estadounidense que trabaja para el sitio Vice News.

“Estamos muy preocupados por las noticias sobre el secuestro de un periodista de nacionalidad estadounidense en Slaviansk, Ucrania, que estaría en manos de separatistas prorrusos”, declaró la vocera del Departamento de Estado, Jennifer Psaki.