La tensión entre los dos países se agravó desde el domingo con la toma de edificios oficiales por parte de manifestantes prorrusos en varias ciudades del este de Ucrania.

 8 abril, 2014

Activistas prorrusos despliegan una bandera de la autoproclamada
Activistas prorrusos despliegan una bandera de la autoproclamada "República de Donetsk" y agitan una enseña de Rusia en el edificio ocupado del gobierno regional en esa ciudad ucraniana.

Rusia instó este martes a las autoridades de Kiev a cesar cualquier preparativo de intervención militar en las regiones prorrusas del este de Ucrania, advirtiéndoles del riesgo de que derive en una guerra civil.

El ministerio ruso de Relaciones Exteriores afirmó también que miembros de una empresa de seguridad privada estadounidense participan en la operación.

"Hacemos un llamamiento a cesar de inmediato cualquier preparativo militar, que corre el riesgo de desencadenar una guerra civil", declaró el ministerio en un comunicado difundido el martes.

La tensión entre los dos países se agravó desde el domingo con la toma de edificios oficiales por parte de manifestantes prorrusos en varias ciudades del este de Ucrania.

El ministerio dijo tener información de que Ucrania estaba enviando fuerzas de seguridad y voluntarios de su Guardia Nacional, entre ellos combatientes del grupo ultranacionalista Pravy Sector (Sector Derecho), al sureste del país, incluido a Donetsk, donde manifestantes prorrusos proclamaron el lunes la creación de una república independiente.

"Se les encargó la tarea de aplastar por la fuerza la contestación de los habitantes del sudeste del país contra la política de las autoridades de Kiev", agregó el ministerio en su comunicado.

"El hecho de que participen en esta operación unos 150 especialistas estadounidenses del grupo militar privado estadounidense Greystone, que visten el uniforme de la unidad [ucraniana de fuerzas especiales] Sokol suscita una preocupación particular", declaró el ministerio de Relaciones Exteriores.

Etiquetado como: