Moscú afirma que los norteamericanos violarían el Tratado sobre las fuerzas nucleares de alcance intermedio

 11 junio, 2015

Moscú

Desde la entrada en vigor del Tratado sobre las fuerzas nucleares de alcance intermedio ambos países se han acusado mutuamente de violarlo en reiteradas ocasiones.
Desde la entrada en vigor del Tratado sobre las fuerzas nucleares de alcance intermedio ambos países se han acusado mutuamente de violarlo en reiteradas ocasiones.

Rusia advirtió a Estados Unidos, este jueves, sobre el despliegue de misiles de corto y mediano alcance en Europa, y llamó a Washington a no poner en peligro la no proliferación nuclear.

"Está claro que tales actos significarían la destrucción total por parte norteamericana del régimen establecido por el Tratado sobre las fuerzas nucleares de alcance intermedio (FNI), con todas las consecuencias que esto provocaría", declaró en un comunicado el ministerio de Relaciones Exteriores ruso.

"Llamamos a Estados Unidos a garantizar el respeto absoluto del tratado FNI y no poner en peligro la viabilidad de este documento", subraya el ministerio.

Responsables del Pentágono indicaron la semana pasada que Washington estudiaba diferentes opciones, ante la presunta violación por parte de Rusia de este tratado que sobre los misiles de alcance intermedio, en particular en cuanto al despliegue de cohetes en Europa.

Entre estas opciones figura el despliegue de misiles terrestres de crucero en Europa.

Firmado en 1987 por el último dirigente soviético, Mijail Gorbachov, y el presidente estadounidense de la época, Ronald Reagan, este tratado obliga a ambos Estados a destruir todos sus misiles balísticos y de crucero que puedan lanzarse desde tierra y con un alcance de entre 500 y 1.000 kilómetros, y aquéllos de entre 1.000 y 5.500 kilómetros.

Moscú también denunció los "proyectos de Estados Unidos de desplegar en Rumania y Polonia sistemas de lanzamiento vertical, capaces de hacer despegar sistemas antimisiles así como misiles de mediano alcance".

"Un tal despliegue sería una violación directa del tratado FNI" que prohíbe también las pruebas en vuelo, así como la modernización y la producción de estos misiles, advierte el ministerio.

Desde la entrada en vigor de este tratado, el 1 de junio de 1988, Rusia y Estados Unidos se han acusado mutuamente de violarlo en reiteradas ocasiones.

Washington también acusó a Moscú la semana pasada de haber probado un un misil terrestre de crucero prohibido por el tratado. Moscú denunció estas "acusaciones infundadas", estimando que no había "ninguna prueba" al respecto.

Etiquetado como: