27 enero, 2014

París

París. AFP. El presidente francés François Hollande inicia, soltero, una nueva etapa de su presidencia tras haber roto oficialmente el sábado con su pareja y primera dama, Valérie Trierweiler, dos semanas después de que se revelara su relación con la actriz Julie Gayet .

La tormenta levantada por este vodevil en las más altas esferas del Estado parece, sin embargo, lejos de apaciguarse.

Los medios franceses atiborraron sus páginas el domingo con especulaciones “entre bastidores de los 16 días de crisis”, en base a testimonios anónimos, e interrogándose sobre el futuro de Trierweiler.

El mandatario francés, que inicia hoy una visita oficial en Turquía, antes de viajar a Estados Unidos el próximo 11 de febrero, asumió la decisión de terminar su relación con la mujer que estuvo a su lado desde que llegó al poder.

El anuncio fue hecho por teléfono por el propio presidente a la AFP. “Anuncio que he puesto fin a la vida en común que compartía con Valérie Trierweiler”, dijo Hollande, precisando que hablaba a título personal y no como jefe de Estado, dado que se trata de su “vida privada”.

Hollande y Trierweiler no estaban casados.