El desempleo y la necesidad de mejorar panorama económico mantienen presión

 12 enero, 2014

París. AFP. La revelación de la relación, no desmentida, del presidente François Hollande con una actriz llega en el peor momento para el jefe del Estado francés, quien el martes encara la tercera gran rueda de prensa de su mandato.

En un momento de impopularidad en los sondeos y sin conseguir, como había prometido, invertir la curva del desempleo en Francia, François Hollande ve ahora atacada su vida privada en un dosier de siete páginas del semanario rosa Closer, que asegura que el presidente francés, de 59 años, y la actriz Julie Gayet, de 41, viven un “amor secreto”, presentando unas fotos en las que no aparecen juntos en ningún momento.

Hollande no desmintió estas revelaciones, pero deploró “profundamente los ataques al respeto de la vida privada al que tiene derecho como todo ciudadano”.

El momento es muy malo para él, quien el martes tiene previsto celebrar la rueda de prensa semestral en la que se espera que detalle su nuevo “pacto de responsabilidad” con las empresas y la reducción del gasto público, lo que algunos analistas ven como una inflexión socio-liberal de su mandato.

No obstante, parece muy probable que alguno de los cientos de periodistas que esperan en el palacio del Elíseo saque a relucir la versión sobre las revelaciones de Closer.

Aunque la clase política, tanto de la izquierda como de la derecha, ha apoyado la petición del presidente del respeto a su vida privada, la prensa se preguntaba ayer dónde está el cambio que François Hollande había prometido con respecto a sus predecesores, especialmente Nicolas Sarkozy.

La noticia del romance de Hollande encontró eco en varios de los prestigiosos periódicos internacionales. | AFP
La noticia del romance de Hollande encontró eco en varios de los prestigiosos periódicos internacionales. | AFP

En su primera gran rueda de prensa presidencial, el 8 de enero del 2008, al anterior inquilino del Elíseo se le preguntó sobre su reciente idilio con la cantante y modelo Carla Bruni. Su respuesta, “Con Carla es algo serio”, marcó indeleblemente, y no para bien, su mandato.

Hollande, quien deseaba encarnar una “presidencia normal”, ya se enfrentó desde su elección al conflicto en la separación entre vida privada y pública, cuando su compañera, Valérie Trierweiler, publicó un tuit apoyando al rival político local de Ségolène Royal, con quien François Hollande procreó cuatro hijos.

Francia se enfrenta a un débil crecimiento, a una convulsión social en las regiones afectadas por la desindustrialización y a una revuelta fiscal, y el desempleo sigue en niveles altos.

El jefe del Estado ha prometido en varias ocasiones que invertiría la curva del desempleo, pero, contrariamente, este flagelo se hallaba al alza a finales del 2013.