15 enero, 2015

Madrid AP La Justicia española investigará la demanda de una ciudadana belga que asegura que el exmonarca español Juan Carlos de Borbón es su padre.

Una sala civil del Tribunal Supremo, integrada por 12 jueces, acordó ayer admitir la demanda presentada por la belga Ingrid Sartiau .

El Supremo rechazó una segunda demanda de paternidad de un español por falta de fundamento jurídico.

La Casa Real evitó valorar la decisión y manifestó su “respeto a la independencia del Poder Judicial”, dijo un portavoz que habló bajo condición de anonimato por las políticas de comunicación de la monarquía.

Juan Carlos de Borbón en diciembre del 2011 en el Parlamento. | AFP
Juan Carlos de Borbón en diciembre del 2011 en el Parlamento. | AFP

Sartiau sostiene que su madre tuvo una relación con el entonces príncipe Juan Carlos hasta 1966, año cuando nació ella. Juan Carlos y la reina Sofía se casaron en Atenas en 1962.

Si la Justicia estima que hay pruebas suficientes, podría ordenar al exmonarca que se someta a una prueba de paternidad.

Mala imagen. El rey Juan Carlos, de 77 años, abdicó en su hijo Felipe VI en junio con la esperanza de renovar la Corona. La acusación por delito fiscal contra su hija, la infanta Cristina, y escándalos como el polémico safari para cazar elefantes en África, en plena crisis económica en el 2012, deterioraron su a imagen.

Durante sus casi 40 años de reinado, Juan Carlos no podía ser acusado de delito alguno por el principio de “inviolabilidad” judicial del jefe del Estado que garantiza la Constitución.

Juan Carlos perdió el privilegio luego de la abdicación. El Parlamento aprobó entonces un aforamiento especial para que cualquier causa civil o penal contra el antiguo rey fuera obligatoriamente vista y juzgada por el Tribunal Supremo.