16 octubre

Londres

Olas chocan en las cercanías de la iglesia de Porthleven en el condado de Cornwall, al suroeste de Inglaterra.
Olas chocan en las cercanías de la iglesia de Porthleven en el condado de Cornwall, al suroeste de Inglaterra.

Las autoridades irlandesas ordenaron el cierre de escuelas, tribunales y edificios gubernamentales el lunes, en medio de la preocupación por los daños que podrían causar por los remanentes del huracán Ofelia.

El servicio meteorológico de Irlanda pronosticó ráfagas de viento de 120 km/h a 150 km/h (75 mph a 93 mph) , lo que generó temores de caos entre los viajeros.

Algunos vuelos fueron cancelados y los funcionarios de aviación pidieron a los viajeros que comprueben la información más reciente de sus vuelos antes de ir al aeropuerto el lunes.

Una mujer enfrenta el fuerte oleaje en Penzanze, en el condado de Cornwall, al suroeste de Inglaterra, poco antes de la llegada de Ofelia.
Una mujer enfrenta el fuerte oleaje en Penzanze, en el condado de Cornwall, al suroeste de Inglaterra, poco antes de la llegada de Ofelia.

El servicio meteorológico emitió una advertencia de "estado rojo", diciendo que se pronosticaba viento "violento y destructivo" en todo el país y que "las lluvias fuertes y las marejadas de tormenta a lo largo de algunas costas provocarán inundaciones".

La Oficina Meteorológica Británica también advirtió de tiempo muy ventoso en partes de Irlanda del Norte, Escocia y el norte de Inglaterra. La agencia advirtió de posibles apagones, la interrupción en el transporte y perturbaciones en las señales de telefonía móvil.

Olas golpean un faro en Donaghadee, en Irlanda del Norte, frente a las costas del mar Irlandés.
Olas golpean un faro en Donaghadee, en Irlanda del Norte, frente a las costas del mar Irlandés.
Etiquetado como: