La oposición de PSOE (90 diputados) y Podemos (69), más la abstención de Ciudadanos (40) impedirían el éxito de Rajoy

 21 diciembre, 2015
El partido socialista PSOE (90 diputados) y la agrupación antiausteridad Podemos (69 diputados) están dispuestos a cerrarle el paso a Mariano Rajoy.
El partido socialista PSOE (90 diputados) y la agrupación antiausteridad Podemos (69 diputados) están dispuestos a cerrarle el paso a Mariano Rajoy.

Madrid

Las dos grandes formaciones de izquierdas españolas, el socialista PSOE y el partido antiausteridad Podemos, anunciaron este lunes que votarán "no" a un ejecutivo liderado por el conservador Mariano Rajoy, un día después de unas legislativas que dejaron un parlamento muy fragmentado.

Con 123 diputados, el conservador Partido Popular (PP) del jefe del gobierno saliente necesita apoyos para formar un nuevo ejecutivo en un parlamento de 350 diputados que deberían votar a su favor por mayoría absoluta en primera vuelta o por mayoría simple después.

El centrista Ciudadanos ya anunció que sus 40 diputados se abstendrán, por lo que el rechazo de la izquierda implica matemáticamente el bloqueo de la opción conservadora.

"El PSOE le va a votar 'no' al PP y a Rajoy", aseguró en rueda de prensa el portavoz socialista César Luena, cuyo partido obtuvo 90 diputados.

"Ni por activa ni por pasiva, Podemos va a permitir que el gobierno del Partido Popular gane, ni con votos a favor ni con abstenciones", coincidió el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que dio la sorpresa logrando 69 escaños.

Ante este panorama, el jefe del gobierno español saliente, el conservador Mariano Rajoy, se enfrenta a una misión que parece imposible: intentar formar gobierno tras ganar las legislativas sin mayoría en un parlamento fragmentado donde la izquierda está dispuesta a cerrarle el paso.

infografia

"Lío general", "Gobierno en el aire", se leía en las portadas de la prensa española, mientras la bolsa de Madrid caía casi un 3% con todos sus valores en números rojos.

La habitual estabilidad del sistema político español, basado desde 1982 en la alternancia en el poder del Partido Popular, de Rajoy, y el PSOE, queda muy dañada por la irrupción de los dos nuevos partidos: Podemos y Ciudadanos.

Esta anunciada defunción del bipartidismo deja un panorama incierto. El 13 de enero se debe formar el nuevo Congreso y ningún bloque -ni izquierda ni derecha- alcanza la mayoría absoluta: Ciudadanos y PP sumarían 163 diputados y PSOE-Podemos, 159.

"Voy a intentar formar gobierno y creo que España necesita un gobierno estable", aseguró el domingo por la noche Rajoy tras perder la cómoda mayoría absoluta que disfrutaba desde 2011.

"Corresponde a las autoridades españolas ver cómo España llega a dotarse de un gobierno estable que pueda jugar su papel en Europa", reclamó desde Bruselas el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Etiquetado como: