El presidente Poroshenko declaró día de luto nacional por el atentado

 15 junio, 2014

Lugansk. AFP. El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, prometió una respuesta adecuada contra los separatistas prorrusos que causaron 49 muertos al derribar un avión militar en el este de Ucrania, donde la esperanza de una solución al conflicto parece estar cada vez más lejos.

Este ataque, el más mortífero desde que Kiev lanzó hace dos meses una operación “antiterrorista” en el este, se produjo poco antes de una esperada reunión ayer entre Moscú y Kiev ante el corte del suministro de gas a Ucrania, que podría afectar a Europa.

“Los que están implicados en este acto terrorista serán castigados”, indicó Poroshenko, quien declaró un día de luto nacional.

Un comandante rebelde mostró los restos carbonizados de la nave IL-76 y dijo que cinco separatistas abatieron el avión con una ametralladora y que la aeronave se estrelló en el intento de aterrizaje.

Militantes prorrusos revisaban ayer los escombros del avión IL-76 de transporte militar ucraniano que fue atacado por los rebeldes. | AFP
Militantes prorrusos revisaban ayer los escombros del avión IL-76 de transporte militar ucraniano que fue atacado por los rebeldes. | AFP

Un vocero de los insurgentes en Lugansk, una ciudad de cercana a la frontera con Rusia, reivindicó poco antes el ataque producido en la zona del aeropuerto, según la agencia Ria Novosti.

Las imágenes de una cámara de vigilancia del aeropuerto muestran un destello en el cielo en el momento en el que la aeronave es alcanzada por las balas. Unos 30 segundos después se produce una explosión cuando el avión se precipita contra el aeropuerto.

El vocero militar ucraniano, Vladislav Selezniov, dijo que todas las personas que iban a bordo de la nave fallecieron.

Etiquetado como: