Enfermeras, personal de ambulancias y comadronas dejaron de trabajar durante cuatro horas por la mañana, y en algunos casos se congregaron ante los centros de sanidad para expresar su descontento.

 13 octubre, 2014
Los servicios de emergencia funcionaron durante el paro.
Los servicios de emergencia funcionaron durante el paro.

Cientos de miles de empleados del servicio británico de sanidad pública (NHS) fueron a la huelga este lunes por primera vez desde 1982, en protesta por la negativa del gobierno a aumentar sus salarios.

Enfermeras, personal de ambulancias y comadronas dejaron de trabajar durante cuatro horas por la mañana, y en algunos casos se congregaron ante los centros de sanidad para expresar su descontento.

Los servicios de emergencia funcionaron durante el paro, con el que se pretende presionar al ministro de Sanidad Jeremy Hunt para que reconsidere su negativa de aumentar el salario un 1% a todos los empleados, tal y como recomendó una comisión independiente.

Hunt aceptó ese aumento para aquellos empleados -4 de cada 10- cuyos contratos no contemplan revisiones salariales automáticas no sujetas a negociaciones.

"La mayoría del personal del NHS recibe un aumento autómatico (anual) del 3%, no podemos permitirnos dar un incremento del 1% a aquellas personas que ya reciben eso", se justificó Hunt.

El gobierno de David Cameron -una coalición entre conservadores y liberales con mayoría de los primeros- implantó duras medidas de austeridad desde que llegó al poder en 2010 y los empleados del NHS aseguran haber perdido un 12% de su poder adquisitivo en estos años.

Especialmente significativo es el caso de las parteras, asociadas en el Colegio Real de Comadronas (RCM), que va a la huelga por primera vez en sus 133 años de existencia.

"Después de años de estrés, presiones y una carga excesiva de trabajo, que les digan que se enfrentan a otro año de subidas en las facturas pero con el salario congelado ha sido demasiado. Ya basta, se han dicho", explicó a la AFP Jon Skewes, director de relaciones laborales del RCM.

Los sindicatos convocantes del paro reúnen a 400.000 de los 1,3 millones de empleados del NHS en Inglaterra.

Sólo el ejército chino, los ferrocarriles indios y la cadena de supermercados Wal-Mart tienen más empleados que el NHS, según el gobierno británico.

Creado en 1948 y financiado con impuestos, el NHS proporciona cobertura sanitaria universal y gratuita.

La huelga llega siete meses antes de las elecciones generales de mayo de 2015, y el futuro del NHS se perfila como el gran tema de campaña.

La oposición laborista acusa a los conservadores de pretender desmantelar este servicio público, algo que Cameron niega.

El NHS está descentralizado y la recomendación de la comisión independiente de aumentar un 1% los salarios a todos los empleados fue aplicada plenamente en Escocia. En Irlanda del Norte no se tomó una decisión mientras que Gales no la aceptó plenamente pero decidió aumentar los salarios más bajos.

Etiquetado como: