Alexis Tsipras pide al Banco Central Europeo que aumente el techo para poder emitir a corto plazo títulos de deuda soberana

 6 marzo, 2015
"Si el BCE no lo autoriza tendrá una gran responsabilidad y volveremos al drama que teníamos antes del 20 de febrero", dijo el líder griego

Berlín

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, considera que su país tiene "una soga al cuello" que está en manos del Banco Central Europeo (BCE) , según manifiesta en una entrevista que avanza este viernes la revista alemana Der Spiegel.

"El BCE sigue teniendo en sus manos la soga que nosotros tenemos al cuello", dice Tsipras en la entrevista, en la que pide al banco emisor que aumente el techo para poder emitir a corto plazo títulos de deuda soberana, que es ahora de 15.000 millones de euros.

Tsipras quiere emitir esos bonos a corto plazo, los denominados T-Bills, como una solución puente mientras llega el desembolso del último tramo del programa de ayuda europeo.

"Si el BCE no lo autoriza tendrá una gran responsabilidad y volveremos al drama que teníamos antes del 20 de febrero", advierte el primer ministro griego.

Según Tsipras, lo que se requiere es "una solución política que no puede ser tomada por tecnócratas".

Descarta por lo demás una salida de Grecia del euro porque, según dijo, ama a Europa y "la Unión Monetaria es como un jersey de lana que si empieza a deshacerse nadie puede impedir que se deshaga por completo".

El primer ministro griego defiende también las seis propuestas de reformas que llevará el lunes al Eurogrupo su ministro de Finanzas, Yanis Varufakis.

La lista, según Tsipras, incluye medidas para luchar contra la crisis humanitaria, una reforma administrativa y la introducción de la posibilidad de pagar a plazos deudas tributarias.

El Gobierno alemán rechazó este viernes la posibilidad de que se pueda adelantar el desembolso de parte del último tramo de la ayuda europea a Grecia.

Según el portavoz del Ministerio de Finanzas alemán, Martin Jäger, el desembolso solo se hará cuando Atenas haya llevado a feliz término el programa de reformas y el éxito sea constatado por "las instituciones" —el BCE, el FMI y la CE— y por el Eurogrupo.

En Alemania, además, se requiere el visto bueno de la Comisión de Presupuesto del Parlamento.

Etiquetado como: