La decisión se da luego del referendo en que se confirmó la permanencia de Escocia dentro del Reino Unido

 19 septiembre, 2014
El ministro principal de Escocia y líder del independentismo, Álex Salmond, saludó el jueves a sus simpatizantes mientras caminaba en Newmachar.
El ministro principal de Escocia y líder del independentismo, Álex Salmond, saludó el jueves a sus simpatizantes mientras caminaba en Newmachar.

Edimburgo

El líder independentista Alex Salmond anunció que dimitirá como cabeza del Partido Nacionalista Escocés (SNP) y como primer ministro del Gobierno de Escocia, tras la derrota en el referendo de independencia.

En una rueda de prensa, Salmond explicó que Escocia se beneficiará “de un nuevo liderazgo” en la nueva fase de negociación con Londres para lograr más autonomía.

El veterano político, que gobierna en mayoría en Escocia desde 2011, dijo que dejará el cargo en el congreso anual de su partido, que se celebrará del 13 al 15 de noviembre, cuando se elegirá a su sucesor o sucesora.

Sin dar más detalles, indicó que hay un número de candidatos eminentemente cualificados y muy adecuados para ser líderes” .

Uno de los nombres que sin duda sonará será el de su número dos en el partido y en el Gobierno, la viceministra principal Nicola Sturgeon, piedra angular de la campaña del referendo y de la expansión del SNP en el territorio escocés.

Salmond justificó su decisión diciendo que tuvo que plantearse si era la persona más adecuada para llevar el país hacia adelante, y concluyó que “otros” están mejor posicionados.

El ministro principal aseguró que no planea retirarse de la política e indicó que se pueden hacer “muchas cosas” sin ser el líder de un partido o de un gobierno.

Los escoceses rechazaron por un margen de diez puntos la oferta independentista que votaron este jueves en referendo con una participación récord de casi el 85%.

Según el recuento oficial, un 55 % de los residentes en esta región británica que ejercieron su derecho a voto marcaron con un “no” la papeleta en la que se preguntaba si Escocia debía ser un país independiente, mientras que casi un 45 % eligió el “sí” .

Etiquetado como: