22 febrero, 2014

Kiev

El presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich (centro) se reunió con varios periodistas durante un acto en la que aseguró que el rescate ruso a Ucrania, en forma de ayuda financiera y rebaja de los precios del gas, no se contradice con la integración europea, en Kiev.
El presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich (centro) se reunió con varios periodistas durante un acto en la que aseguró que el rescate ruso a Ucrania, en forma de ayuda financiera y rebaja de los precios del gas, no se contradice con la integración europea, en Kiev.

El presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, dijo que los últimos acontecimientos violentos que han tenido lugar en este país son un golpe de Estado pero anunció que no dimitirá.

“Los acontecimientos que vio nuestro país y todo el mundo son un ejemplo de golpe de Estado. Intentan amedrentarme para que presente voluntariamente mi dimisión. Pero no tengo intención de dimitir”, aseguró Yanukóvich en una entrevista con el canal de televisión UBR.

Además, comparó la crisis política de Ucrania con el ascenso de los nazis en la década de 1930.

Mientras tanto, los manifestantes antigubernamentales seguían controlando Kiev, la capital de Ucrania, donde se apoderaron de la residencia y el despacho presidenciales.

Por eso, abandonó esa ciudad para viajar a la ciudad oriental de Járkov.

“Me están informando de que hay personas que están siendo perseguidas. Yo hago todo lo posible para defender a la gente, para que puedan acudir a sus trabajos y a las escuelas, y para detener el derramamiento de sangre”, señaló.

La Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania asumió hoy sábado la coordinación de las labores del Gobierno y nombró un nuevo presidente de la Cámara porque el que era presidente, Volodymyr Rybak, presentó su dimisión después de que varios diputados del Partido de las Regiones, en el poder, anunciaran que dejaban la formación.

Designó a un nuevo ministro de Interior en funciones y aprobó una ley que permitirá la liberación de la encarcelada ex primera ministra y líder opositora Yulia Timoshenko.

El ministro designado es el diputado Arsén Avákov, miembro del grupo parlamentario de Batkivschina, el partido de la encarcelada ex primera ministra y líder opositora Timoshenko.

Él obtuvo el voto de 275 de los 324 legisladores presentes en la sesión extraordinaria del Legislativo

“En este complejo momento de la historia de Ucrania el personal del Ministerio del Interior pone de manifiesto que sirve únicamente al pueblo ucraniano y comparte plenamente el deseo de los ciudadanos de cambios rápidos”, señala el comunicado, publicado en la página web de la cartera.

Etiquetado como: