28 mayo
En medio de las investigaciones por el atentando, Mánchester celebró este domingo su tradicional medio maratón.
En medio de las investigaciones por el atentando, Mánchester celebró este domingo su tradicional medio maratón.

Londres

Un hombre de 25 años fue detenido en el marco de la investigación por el atentado de Mánchester del lunes que dejó 22 muertos y 116 heridos, anuncio este domingo la policía británica.

El sospechoso fue detenido en el barrio de Moss Side, al sur de Mánchester. Con esta detención ya son doce las personas arrestadas en el Reino Unido en relación con esta investigación.

Por su parte, los investigadores británicos continuaron este domingo la investigación sobre el atentado de Mánchester (noroeste) con un llamado a testigos y la publicación de fotografías del autor, mientras que la ciudad organiza su tradicional medio maratón bajo gran vigilancia.

La policía publicó el sábado por la noche las fotografías del kamikaze, Salman Abedi, y pidió la colaboración de los testigos para intentar rastrear sus últimos días.

Ambas fotografías, obtenidas de imágenes de cámaras de seguridad, muestran a Abedi, de 22 años, la noche del ataque. En ellas, el británico de origen libio lleva una gorra y una mochila. Está vestido con una parka negra, pantalones vaqueros y zapatillas.

Salman Abedi, autor del atentado en Mánchester.
Salman Abedi, autor del atentado en Mánchester.

Según informó una fuente próxima a la familia, Abedi estuvo en Libia días antes del atentado. La policía alemana, por su parte, señaló que hizo escala en Dusseldorf.

Abedi alquiló un departamento en el centro de la ciudad, desde el que se desplazó a la sala Arena. Este alojamiento interesa especialmente a los investigadores porque piensan que "podría ser el lugar donde montó el artefacto" explosivo que utilizó en el atentado, según el comisario Ian Hopkins y el responsable de anti terrorismo Neil Basu.

Combatiendo el miedo. A pesar del ambiente tenso en la ciudad, Mánchester celebró el domingo la tradicional medio maratón en medio de sermones para "no ceder al miedo".

"Mostrarse unidos y no dejar (a los terroristas) ganar, es por eso que estoy aquí", confesó Ian McLellan, de 45 años. "El ambiente es genial", pese al mal tiempo y a algunas gotas de lluvia, describió.

En la línea de meta, algunos disfrazados de superhéroes o de bomberos rindieron homenaje a los socorristas que ayudaron a las decenas de heridos después del atentado del lunes.

Corerdores en Mánchester rindieron homenaje a las víctimas del atentado
Corerdores en Mánchester rindieron homenaje a las víctimas del atentado

Por su parte, en la modesta iglesia anglicana de Santa Ana, a los pies de la cual se amontonan las flores desde la tragedia, el sacerdote Nigel Ashworthen acogió cálidamente a decenas de fieles.

"Habríamos preferido que no nos pase a nosotros, pero ¿qué vamos a hacer a partir de ahora?", pregunta el cura, haciendo un llamado a la "determinación" y a la "decencia".

"No cederemos al miedo", añadió, pidiendo confiar "primero en Dios, después en la ciudad" de Mánchester, que esta semana reaccionó primero con desconfianza, pero demostró después "un espíritu de solidaridad y de decencia".

Etiquetado como: