21 abril, 2015

Barcelona. AFP. Un estudiante de 13 años mató ayer a un profesor e hirió a otras cuatro personas en un ataque con un cuchillo y una ballesta perpetrado en su instituto de secundaria de Barcelona, al noreste de España.

Esta muerte, la primera por agresión en un centro educativo en España desde el final de la dictadura (1939-1975), según el sindicato educativo ANPE, dejó al país consternado.

El Gobierno regional de Cataluña decretó un día de duelo por los hechos mientras que el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, se dijo “conmocionado” en Twitter, desde donde dio su “pésame a la familia y compañeros del profesor”.

Los hechos se produjeron en el Instituto Joan Fuster, un centro tranquilo con unos 500 alumnos y 40 profesores, ubicado en un barrio de clase media.

“Hay un profesor muerto por arma blanca” presuntamente por un alumno del mismo centro, informó una vocera policial sin precisar qué tipo de arma se usó. El joven iba armado con “una ballesta y un cuchillo”, dijo una fuente cercana al caso.

Hechos. El menor llegó una hora tarde a la clase y al entrar, atacó a la profesora y a una alumna, agregó la responsable regional de Educación, Irene Rigau.

El docente de la clase contigua, que hacía pocos días había empezado a trabajar haciendo una sustitución, acudió a ver qué ocurría, cuando el menor lo atacó y provocó su muerte.

Además del fallecido, otras cuatro personas resultaron heridas: dos profesoras y dos alumnos. Todas ellas están “fuera de peligro”, afirmó la directora del centro, María Dolors Perramon.

Se cree que el menor, quien fue detenido por las autoridades policiales, pudo haber experimentado “ [[BEGIN:INLINEREF LNCVID20150420_0007]]un brote psicótico [[END:INLINEREF]]y ante un brote de este tipo, las conductas sobrepasan las dimensiones normales”, explicó Rigau.

El estupor reinó ayer en el Instituto, cuya puerta estuvo custodiada por varios agentes policiales mientras retiraban el cadáver, las pruebas y desalojaban a los estudiantes.

Varias unidades policiales y de servicios de asistencia psicológica se desplazaron al colegio, que suspendió clases hasta mañana. Aun así, el centro estará a disposición de los alumnos para recibir apoyo psicológico.