Consejo ministerial elaboró proyecto de un único artículo y lo envió a las cámaras

 4 junio, 2014

Madrid. AP. El gobierno del presidente conservador Mariano Rajoy despachó ayer al Parlamento el proyecto de ley que proclamará al príncipe Felipe de Borbón como nuevo rey de España.

La sucesión de la Corona tras la abdicación del rey Juan Carlos, el lunes, no se hará efectiva hasta que la ley sea aprobada. La votación parlamentaria tanto en el Congreso de los Diputados (Cámara Baja) como en el Senado (Cámara Alta) será ratificada por una amplia mayoría y culminará con toda probabilidad el 18 de junio, anticipó el presidente del primer cuerpo, Jesús Posada.

Una vez aprobada y publicada la ley, comenzará el reinado de Felipe VI. Días más tarde, en una fecha todavía por determinar, el nuevo monarca será coronado y prestará juramento como rey de los españoles en una sesión conjunta de las dos cámaras en el Palacio del Congreso, sede de la soberanía popular y de donde emana el poder la monarquía, de acuerdo con la Constitución de 1978 .

La iniciativa de ley presentada tiene un único artículo para dar cobertura a la renuncia de Juan Carlos y no incluye disposición alguna sobre el papel legal del exmonarca en el futuro.

Exaltación del monarca. El gobierno aprobó al mismo tiempo una declaración institucional que reivindica la figura del rey Juan Carlos.

“Si España es hoy un Estado de derecho, moderno y democrático, que ha logrado alcanzar altas cotas de bienestar social y protagonismo en Europa y en todo el escenario internacional, se debe, en gran medida, al reinado de Don Juan Carlos I”, dijo la declaración.

Horas antes del consejo de ministros extraordinario, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afirmó que la monarquía tiene un apoyo mayoritario en España.

Unas 3.000 personas se manifestaron el lunes en la Gran Vía de Murcia en favor de la República y por la celebración de un referendo sobre el modelo de Estado. La convocatoria se hizo por medio de las redes sociales. | EFE
Unas 3.000 personas se manifestaron el lunes en la Gran Vía de Murcia en favor de la República y por la celebración de un referendo sobre el modelo de Estado. La convocatoria se hizo por medio de las redes sociales. | EFE

Sobre algunas manifestaciones que piden un referendo para elegir entre la Corona y la república , Rajoy afirmó que tienen perfecto derecho a hacerlo pero dentro de las reglas de juego, que exigirían una reforma constitucional.

Un día después del anuncio de abdicación, Juan Carlos, de 76 años, y su hijo Felipe, de 46, aparecieron juntos por primera vez en un acto militar celebrado en el monasterio de San Lorenzo del Escorial, en las afueras de Madrid.

Ambos, vestidos con uniforme militar, presidieron con solemnidad la ceremonia y apenas se les vio intercambiar algunas palabras mientras decenas de personas congregadas en los alrededores daban vivas a la monarquía.

En Nueva York, donde asistía a un acto del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la reina Sofía se mostró tranquila por el relevo y deseó toda la suerte a su sustituta, Letizia Ortiz.

“Ella es muy competente, encantadora y la quiero mucho”, manifestó Sofía a un grupo de periodistas españoles. “El cambio va a ser completamente tranquilo y la continuidad va a seguir con el príncipe y no va a ver ningún problema”, aseguró.

Juan Carlos I lideró la transición de la dictadura a la democracia en España, a mediados de los años 70, pero algunos escándalos recientes minaron su popularidad.

El rey saliente, que seguirá ejerciendo como jefe de Estado hasta que se formalice el relevo, dijo que cede el trono a su hijo para “abrir una nueva etapa de esperanza” .