Intercambiaron regalos y hablaron sobre proceso de paz bloqueado con Israel

 17 mayo, 2015
En medio de un ambiente cálido, el papa Francisco (derecha) intercambió regalos con el presidente palestino, Mahmud Abas, durante una audiencia privada que se llevó a cabo ayer en el Vaticano. | EFE
En medio de un ambiente cálido, el papa Francisco (derecha) intercambió regalos con el presidente palestino, Mahmud Abas, durante una audiencia privada que se llevó a cabo ayer en el Vaticano. | EFE

Ciudad del Vaticano. AFP. El papa Francisco calificó al presidente palestino Mahmud Abas de “ángel de paz” al recibirlo ayer en el Vaticano, donde los dos líderes hicieron un llamado para “combatir el terrorismo” en Oriente Medio y favorecer el “diálogo interreligioso”.

Llegado a Roma con ocasión de la canonización prevista para hoy de dos religiosas palestinas, Abas y el pontífice intercambiaron regalos en un ambiente cálido, en una reunión privada que duró 20 minutos.

Según los medios allí presentes, el presidente palestino ofreció al Sumo Pontífice un cofre de nácar con un rosario de madera de olivo y reliquias de las dos santas palestinas.

En cuanto a Francisco, regaló a Abas una medalla con la forma del ángel de paz, que “destruye el mal espíritu de la guerra”, destacó el Papa, agregando: “pensé en ti, pues tú eres un ángel de paz”.

Según un comunicado difundido por la Santa Sede, Francisco y el presidente Abas conversaron sobre el proceso de paz bloqueado con Israel , deseando ambos que se produzcan negociaciones “directas entre las dos partes” con el fin de hallar “una solución justa y duradera para el conflicto”.

Inquietud. El papa y Abas también hablaron sobre los conflictos que afectan a Oriente Medio .

Al destacar “la importancia de combatir el terrorismo”, recalcaron “la necesidad del diálogo interreligioso”, mientras el islamismo radical de movimientos como el grupo Estado Islámico (EI) supone una grave amenaza para la región de Oriente Medio.

Además, ambos líderes expresaron su “gran satisfacción” por el acuerdo alcanzado el pasado miércoles entre los dos Estados sobre los derechos de la Iglesia católica en los territorios palestinos, que venía negociándose desde hacía 15 años y que será firmado “en un futuro cercano”.

Una delegación de unas 2.000 personas, principalmente de iglesias locales, viajó a Roma con motivo de la doble canonización. Provenían de territorios palestinos, de Israel y de Jordania.

Maryam de Belén Baouardy (1846-1878), fundadora en Belén del primer convento carmelita de Palestina, y Marie Alphonsine Ghattas (1843-1927), cofundadora de la congregación de las hermanas del Rosario de Jerusalén, serán nombradas santas por el Papa en una misa hoy en la plaza de San Pedro, en el Vaticano.

Desde hace más de dos años, el Vaticano se ajusta a la fórmula decidida por la ONU, que admitió en noviembre del 2012 a Palestina como Estado observador.