"Cuando hay voluntad, lo que tenemos no se termina, incluso sobra y no se pierde", dijo el pontífice a través de un comunicado

 9 diciembre, 2013

Ciudad del Vaticano

Chinchilla pidió al papa Francisco usar la estola que le regaló cuando venga a Costa Rica.
Chinchilla pidió al papa Francisco usar la estola que le regaló cuando venga a Costa Rica.

El papa Francisco presentó hoy la "Campaña contra el hambre en el mundo" puesta en marcha por Cáritas Internationalis y apeló a acabar con el "escándalo mundial" que suponen los mil millones de personas que sufren escasez de alimentos.

"No podemos mirar a otra parte, fingiendo que el problema no existe. Los alimentos que hay a disposición hoy en el mundo bastarían para quitar el hambre a todos", lamentó Francisco en un escrito difundido por la oficina de prensa del Vaticano.

Bergoglio rememoró la parábola de la multiplicación de los panes y los peces como ejemplo de que "cuando hay voluntad, lo que tenemos no se termina, incluso sobra y no se pierde".

El papa argentino exhortó a la comunidad creyente a compartir "con caridad cristiana" y a ser "promotores de una auténtica cooperación con los pobres" para que todo el mundo pueda tener "una vida digna" y disfrutar de "ese derecho que Dios ha concedido a todos de tener acceso a una alimentación adecuada".

Francisco invitó a las instituciones, a la Iglesia y a cada uno de los ciudadanos a "dar voz a todas las personas que sufren silenciosamente el hambre, para que esta voz se convierta en un rugido capaz de sacudir al mundo".

La confederación Cáritas Internationalis cuenta con 164 organizaciones presentes en 200 países y territorios de todo el mundo y su labor es, en palabras del Papa, "el corazón de la misión de la Iglesia".

Etiquetado como: