20 noviembre, 2015

Ciudad del Vaticano. AFP y EFE. “El mundo entero está en guerra y Dios llora”, afirmó el papa Francisco durante la misa matutina de este jueves en el Vaticano, consagrada a los atentados del 13 de noviembre en París.

“Por todas partes hay guerra hoy en día, hay odio (...) ¿Y qué queda? ¡Ruinas, quedan miles de niños sin educación, tantas muertes de inocentes! Y tanto dinero en los bolsillos de los traficantes de armas”, deploró el Pontífice argentino durante la homilía en la residencia Santa Marta, donde vive.

“¡Malditos!” lanzó contra los fabricantes de armas. “Aquellos que hacen la guerra son malditos, son delincuentes. Benditos los operadores de paz”, agregó Francisco, quien ya criticó en otras ocasiones a los traficantes de armamentos.

El Papa mostró su angustia luego de los atentados yihadistas que, el viernes pasado, dejaron 129 muertos y más de 350 heridos en la capital francesa .

“Una guerra puede justificarse, entre comillas, por muchas razones, pero cuando todo el mundo, como ahora, está en guerra –una guerra mundial a pedazos, aquí y allá, y en todas partes– no hay justificación, y entonces Dios llora”, añadió.

“Nos haría bien pedir que se nos conceda la gracia de llorar por este mundo que no reconoce el camino hacia la paz. Llorar por aquel que vive para hacer la guerra y tiene el cinismo de decir que no la hace”, afirmó.

Engaño. El Papa recordó en su homilía, divulgada por Radio Vaticano , que la Navidad está cerca y que todo se llenará de luces, pero que “será falso, porque el mundo continuará haciendo guerras. El mundo no ha comprendido el camino de la paz”.

El Papa saluda a Beatrice Lorenzin, ministra de Salud italiana. | AP
El Papa saluda a Beatrice Lorenzin, ministra de Salud italiana. | AP

Para la emisora del Vaticano, se trata de uno de los sermones más duros que ha pronunciado Jorge Bergoglio desde que fue elegido papa, en marzo del 2013.

El Pontífice emprenderá un viaje desde el 25 de noviembre a Kenia, Uganda y la República Centroafricana, en la que se encontrará con la pobreza y la guerra en ese continente.