Invitó a la Iglesia católica a realizar una reforma profunda de sus estructuras.

 26 noviembre, 2013
El acto se realizó en la explanada de la Iglesia San Pedro, en presencia de unos 60.000 fieles de todos los continentes.
El acto se realizó en la explanada de la Iglesia San Pedro, en presencia de unos 60.000 fieles de todos los continentes.

El papa Francisco reconoció este martes en su primera exhortación apostólica que está "abierto a las sugerencias" para reformar el papado tras invitar a la Iglesia católica a realizar una reforma profunda de sus estructuras.

"Me corresponde, como Obispo de Roma, estar abierto a las sugerencias que se orienten a un ejercicio de mi ministerio que lo vuelva más fiel al sentido que Jesucristo quiso darle y a las necesidades actuales de la evangelización", escribió el papa en ese importante documento llamado "Evangelii Gaudium" (La alegría del Evangelio).