Francisco aprobó el decreto en una reunión con el titular de la oficina vaticana a cargo de las beatificaciones.

 3 febrero, 2015
En el 2008, una niña participó en una misa durante el 28.° aniversario del asesinato de monseñor Romero en una capilla de San Salvador. | AFP
En el 2008, una niña participó en una misa durante el 28.° aniversario del asesinato de monseñor Romero en una capilla de San Salvador. | AFP

El papa Francisco decretó el martes que el arzobispo de San Salvador, Óscar Arnulfo Romero, fue asesinado por odio a la fe y aprobó una declaración de martirologio que allana el camino a la beatificación.

Francisco aprobó el decreto en una reunión con el titular de la oficina vaticana a cargo de las beatificaciones.

Romero fue muerto a tiros por escuadrones de la muerte ultraderechistas en 1980 cuando celebraba la misa. Había condenado la represión por el ejército salvadoreño al comienzo de la guerra civil de 1980-1982 entre el gobierno derechista y rebeldes de izquierda.

Romero es un héroe para muchos católicos latinoamericanos.

Etiquetado como: