14 septiembre, 2015
Emigantes de Siria llegaban a la costa de la isla de Lesbos. | EFE
Emigantes de Siria llegaban a la costa de la isla de Lesbos. | EFE

Atenas. AFP. Al menos 34 migrantes, entre ellos una quincena de bebés y niños, fallecieron al naufragar la embarcación que los llevaba rumbo a Grecia.

El navío transportaba a 112 personas, incluyendo a cuatro bebés y 11 niños y niñas, cuando se hundió frente a la isla de Farmakonisi, que se ubica en el sur del mar Egeo.

Los guardacostas indicaron que habían recuperado 34 cuerpos y que rescataron a 68 personas mientras que otras 29 lograron llegar a la playa a nado.

Por otro lado, las labores de búsqueda para hallar a cuatro niños y un adulto desaparecidos frente a la isla de Samos no dieron ningún resultado.

La Organización Internacional para las Migraciones indicó que más de 430.000 migrantes y refugiados cruzaron el Mediterráneo con destino a Europa en lo que va de año, y cifró en 2.748 los que murieron o desaparecieron en el intento. De ese total, unos 310.000 llegaron a Grecia .

“Grecia aplica estrictamente los tratados internacionales sin ignorar el humanismo ni la solidaridad”, declaró este domingo la primera ministra interina, Vassiliki Thanou, de visita a Mitilene, en la isla de Lesbos, en primera línea de la llegada de emigrantes. Tachó además de “inaceptables” las críticas contra Atenas por la forma en que gestiona la crisis.

La canciller alemana, Ángela Merkel, llamó a Grecia a proteger más eficazmente las fronteras externas de la Unión Europea (UE) y reclamó un diálogo con Turquía y Siria.