2 septiembre, 2014

Bruselas y Washington. AFP y EFE. Los 28 miembros de la Alianza Atlántica darán curso en la cumbre de Gales, el jueves y viernes, al refuerzo de la presencia militar “visible” de la OTAN en Europa del Este “el tiempo que sea necesario”, informó ayer el secretario general del bloque, Anders Fogh Rasmussen.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) desplegará una “fuerzas de reacción extremadamente rápida, capaz de desplegarse en un plazo de tiempo muy breve” , indicó Rasmussen en una conferencia de prensa en Bruselas.

Este nuevo plan “garantizará que tengamos las fuerzas correctas en el equipamiento adecuado en el lugar adecuado”, añadió.

“Esto significa una presencia más visible de la OTAN en el Este el tiempo que sea necesario”, recalcó el funcionario.

Los mandatarios de los 28 países miembros de la Alianza darán curso a este plan que podría necesitar “actualizar las infraestructuras nacionales. Las bases aéreas y los puertos”, explicó Rasmussen.

Los países miembros de la OTAN que formaban parte del Pacto de Varsovia durante la Guerra Fría, en particular Polonia y los países bálticos, reclaman desde el comienzo de la crisis entre Ucrania y Rusia una mayor presencia de los aliados en sus territorios y que ratifiquen el compromiso de la Alianza de defender a sus miembros.

Rasmussen lo ratificó ayer lunes, al decir que estas nuevas medidas se toman “no porque la OTAN quiera atacar a alguien, sino porque los peligros y las amenazas son más visibles”.

“Haremos lo necesario para defender a nuestros aliados”, agregó.

El plan será la “punta de lanza” de la actual Fuerza de Reacción Rápida de la OTAN, contará con “algunos miles” de soldados con capacidad para responder por “aire, mar o con fuerzas especiales” y que serán puestos a disposición por los miembros de la Alianza de manera rotativa.

Los líderes de la OTAN se reúnen en una cumbre este jueves y viernes en Gales, dominada por la crisis en Ucrania .

En este contexto, el presidente estadounidense, Barack Obama, emprenderá viaje hoy a Estonia, una etapa previa antes de llegar a aquel territorio británico.

“El presidente va a conversar con sus aliados de la OTAN, y la situación en Ucrania va a ser un asunto primordial en la agenda. Nuestra expectativa es que habrá conversaciones serias sobre la imposición de más costes a Rusia”, expresó el viernes el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en una rueda de prensa.

La Casa Blanca ha evitado calificar de “invasión” el movimiento de tropas rusas en territorio ucraniano denunciado la semana pasada por Kiev, pero Obama acordó el jueves con la canciller alemana, Ángela Merkel, estudiar más sanciones contra Moscú.

“Mi expectativa es que tomaremos pasos adicionales, porque no hemos visto ninguna acción significativa de Rusia para intentar resolver esto de forma diplomática” , dijo Obama en conferencia de prensa el jueves anterior.