Oferta de puestos clave no mermará las manifestaciones, afirma el movimiento

 27 enero, 2014
Manifestantes españoles gritan consignas y llevan la bandera ucraniana en una marcha de apoyo en Madrid. | AP
Manifestantes españoles gritan consignas y llevan la bandera ucraniana en una marcha de apoyo en Madrid. | AP

Kiev. AFP La oposición ucraniana seguía ayer determinada a proseguir sus protestas pese a las concesiones hechas por el presidente Víktor Yanukóvich , entre ellas el ofrecimiento de nombrar a un opositor como primer ministro, con miras a solucionar la crisis política que sacude a Ucrania desde hace dos meses.

“Estamos determinados, y no retrocedemos”, afirmó Vitali Klitschkó, posible viceprimer ministro, aunque reconoció que “Yanukóvich satisface buena parte de nuestras exigencias”.

“Siguen las negociaciones”, anunció además el exboxeador.

Por su parte, Arseni Yatsenyuk, propuesto para ocupar el puesto de primer ministro, se declaró dispuesto a asumir sus eventuales responsabilidades, pero añadió “no creer una palabra” de lo que dice el poder.

A primeras horas de la tarde, solo unos pocos miles de manifestantes o curiosos ocupaban la plaza de la Independencia, epicentro desde hace dos meses de las protestas en la capital.

En las semanas anteriores, en contraste, decenas, e incluso centenares de miles de personas se habían dado cita en esta plaza en las multitudinarias congregaciones dominicales.

Prueba de que la situación se mantiene tensa fue el asalto por parte de unos 2.000 manifestantes, en la noche del sábado al domingo, de un edificio usado como base de operaciones por la policía, denominado la Casa Ucraniana. Las fuerzas de seguridad que se hallaban en el interior fueron desalojadas del inmueble.

Las protestas contra Yanukóvich superan ya los dos meses.