EE. UU. , Alemania, Francia, Reino Unido e Italia concuerdan en aplicar más presión

 29 julio, 2014

París y Bruselas. EFE. Los mandatarios de Estados Unidos, Barack Obama; Alemania, Ángela Merkel; Francia, François Hollande; Reino Unido, David Cameron, e Italia, Matteo Renzi, destacaron ayer su voluntad de aplicar nuevas sanciones contra Rusia por su papel en la crisis de Ucrania.

En una conversación telefónica cuyo contenido fue divulgado por el palacio del Elíseo en un comunicado, los cinco dirigentes “confirmaron su intención de adoptar nuevas medidas contra Rusia”, ante la inacción de Moscú frente a los separatistas del este de Ucrania.

En Washington, el asesor adjunto de seguridad nacional de la Casa Blanca, Tony Blinken, confirmó que Obama trató con sus socios “nuevas acciones para que Rusia cese sus esfuerzos por desestabilizar Ucrania” , entre ellas la imposición de sanciones sectoriales.

Obama, Merkel, Hollande, Cameron y Renzi mostraron su disposición a mantener nuevos contactos con las autoridades rusas, pero las instaron a adoptar “un enfoque realmente cooperativo en la gestión de la crisis ucraniana” , agregó la Presidencia francesa.

Se quejaron de que pese a “los numerosos llamamientos dirigidos” al presidente ruso, Vladimir Putin, Rusia “ no ha hecho efectivamente presión sobre los separatistas” para que negocien.

Reprocharon a Moscú que no haya tomado “las medidas concretas esperadas para garantizar el control de su frontera” con la antigua República soviética.

Los mandatarios hicieron notar su “vigilancia” ante “cualquier apoyo militar directo que Rusia podría aportar a los separatistas en los combates” .

Los países de la UE analizarán hoy una propuesta legislativa de la Comisión Europea para sancionar a Rusia por su comportamiento en la crisis ucraniana, una opción que se ha precipitado a raíz del supuesto derribo del avión de Malaysian Airlines, con 298 personas a bordo en la zona del este ucraniano, que controlan separatistas prorrusos.

Otra penalización. Por parte de Europa, las medidas incluirían la imposición de restricciones comerciales y de inversiones a los territorios de Crimea y Sebastopol, anexados por Rusia en marzo.

Los embajadores de los Veintiocho abordarán extender una lista que ya contiene 87 personas y 20 entidades a las cuales la Unión Europea (UE) ha prohibido la entrada y ha congelado sus activos en territorio comunitario. Fuentes europeas declararon que, en principio, la lista actualizada podría ser publicada mañana, miércoles.

El objetivo es seguir identificando a personas o instituciones que apoyan activamente o que se benefician de políticos rusos responsables de la anexión de la península de Crimea o de la desestabilización del este de Ucrania, puntualizaron los informantes.