2 julio, 2014

París. AFP y EFE. El expresidente francés, Nicolas Sarkozy , fue imputado la madrugada de este miércoles por corrupción, tráfico de influencias y por encumbrimiento de violación del secreto profesional.

El anuncio de la Fiscalía a la prensa llegó en un comunicado después de que Sarkozy declaró durante 15 horas como detenido ante la policía y otras tres horas ante los jueces, en las afueras de París, una medida que es inédita para un ex jefe de Estado francés.

El delito por tráfico de influencias, según el Código Penal francés, puede implicar una pena de hasta diez años de prisión y una multa de 150.000 euros ($205.000).

Además, la condena puede suspender algunos derechos civiles.

Otros involucrados. Ayer, también fueron inculpados en el marco de la misma investigación el abogado del exmandatario, Thierry Herzog, y el juez, Gilbert Azibert.

Herzog, un prestigioso abogado parisino, fue imputado por violación del secreto profesional, encubrimiento de este delito, corrupción activa y tráfico de influencias, informó una fuente judicial.

Por su parte, Azibert está inculpado por encubrimiento de violación del secreto profesional, tráfico de influencias y corrupción.

Los tres tuvieron que declarar ante la policía judicial en calidad de detenidos, un estatuto que ofrece la asistencia de un letrado, un derecho al que renunció Sarkozy.

La justicia trata de determinar si Sarkozy , a través de Thierry Herzog, trató de obtener informaciones cubiertas por el secreto en una decisión esperada del Tribunal Supremo en el caso Bettencourt .

A cambio, habría prometido a Gilbert Azibert que maniobraría para conseguirle el traslado a Mónaco a un puesto prestigioso.

Etiquetado como: