El partido Amanecer Dorado obtuvo el 6,34% de los votos

 26 enero, 2015
Nikos Mijaloliakos uno de los líderes del partido Amanecer Dorado
Nikos Mijaloliakos uno de los líderes del partido Amanecer Dorado

Atenas

Entre los resultados más sorprendentes que podían deparar las urnas en Grecia figura el éxito del partido neonazi Amanecer Dorado, tercero más votado , con similar porcentaje que en 2012 (6,34% frente a 6,92% de 2012).

Después de una campaña privado de fondos públicos desde que sus líderes fuesen detenidos y encarcelados en 2013 por asociación criminal y por el asesinato de un militante antifascista a manos de uno de sus miembros, el tercer puesto ultra se convierte en la noticia de la jornada; a fin de cuentas, la victoria de Syriza estaba prevista, el resultado de los neonazis, no.

Ha sido el abundante voto oculto tradicional en este segmento político, un voto vergonzante en la confesión pública, según los expertos, el que ha catapultado a los neonazis hasta el trío de partidos más apoyados. El tercer puesto no es una responsabilidad menor, ya que por ley le correspondería formar Gobierno si el primer y el segundo partido fracasasen en la encomienda.

Resulta difícil aventurar si, con el respaldo de las urnas, la invisibilidad que ha mostrado en el último año y medio se torna ahora en desafío.

En prisión preventiva a la espera de un juicio que debe celebrarse este año, sus líderes encarcelados —entre ellos su líder Nikos Mijaloliakos y su lugarteniente, Jristos Papás— han alzado el tono en los reclamos electorales que han difundido, por teléfono o en videomensaje, en los mítines. La semana pasada, un candidato del partido y un militante de 22 años fueron detenidos por posesión ilegal de armas.

Marginal en los ochenta entre la nebulosa de extrema derecha, heredero ideológicamente de la Junta de los Coroneles (1967- 1974), Amanecer Dorado dio sus primeros pasos en gobiernos municipales y tuvo nulo éxito en los comicios generales hasta que en 2012 logró 18 diputados.

Etiquetado como: