20 julio, 2014

Amsterdam

El padre de Elsemiek de Borst, una joven holandesa de 17 años que viajaba en el vuelo de Malaysia Airlines que se estrelló el jueves en Ucrania, ha dirigido una conmovedora carta al presidente de Rusia, Vladimir Putin, en la que le hace partícipe de su dolor y le responsabiliza de lo ocurrido.

"Muchas gracias, señor Putin, o líderes separatistas, por el asesinato de mi querida y única hija", comienza diciendo Hans Breast, en una carta que ha sido difundida en distintos periódicos locales holandeses.

El padre explica que su hija tenía 17 años y que estaba muy ilusionada con la idea de estudiar ingeniería, una vez aprobara los exámenes finales el próximo curso.

Añade que la joven había tomado el fatídico vuelo para ir de vacaciones a Malasia.

La joven Elsemiek de Borst, de 17 años, falleció en el vuelo de Malaysia Airlines. Era hija única y quería estudiar ingeniería.
La joven Elsemiek de Borst, de 17 años, falleció en el vuelo de Malaysia Airlines. Era hija única y quería estudiar ingeniería.

"De repente, ella ya no existe. Por culpa de un disparo en un país extranjero donde está teniendo lugar una guerra" , lamenta el padre de la chica. Dirigiéndose a los responsables del acto, se pregunta si, tras lo ocurrido, serán capaces de mirarse al espejo y de sentirse "orgullosos".

La despedida, en la que afirma que su vida "está destrozada", incluye un posdata en el que le dice a Putin que espera al menos que su "intensa conversación" con el primer ministro de Holanda, Mark Rutte, le haya abierto los ojos y permita facilitar la labor de los investigadores internacionales.

Etiquetado como: