El líder es criticado por la caída del Partido Popular en las encuestas

 6 abril, 2015
Pese a la reactivación económica en España, algunos políticos conservadores temen pagar las consecuencias de años de políticas de austeridad.
Pese a la reactivación económica en España, algunos políticos conservadores temen pagar las consecuencias de años de políticas de austeridad.

Madrid

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, anunció este lunes que se presentará a un segundo mandato en las elecciones legislativas de finales de año, pese a las críticas internas en su partido, amenazado por la emergencia de nuevas formaciones.

Desde luego mi voluntad es volver a intentar ser candidato y volver a intentar ser presidente del gobierno", afirmó a la radio pública RNE.

El año 2015 está marcado por numerosas citas electorales en España: el 24 de mayo hay comicios municipales y regionales en 13 de las 17 comunidades autónomas del país. Estos se celebrarán en setiembre en Cataluña, centrados en el desafío independentista. Y a finales de año habrá legislativas a nivel nacional.

El puntapié inicial a este año electoral se dio el 22 de marzo en Andalucía, en unos comicios regionales anticipados que vieron al PP desplomarse en la región más poblada de España, tradicional feudo socialista.

El partido de Rajoy llegó segundo con 26,7% de votos, tras los socialistas (35,4%), y seguido de cerca por el antiliberal Podemos (14,84%) y la formación de centro-derecha Ciudadanos (9,2%).

Rajoy, en el poder desde 2011, se había implicado personalmente en la campaña, lo que provocó virulentas críticas a su estrategia, considerada por algunos como desconectada de las preocupaciones de los españoles.

En la víspera de una importante reunión de dirigentes de su partido, Rajoy aseguró que el PP sigue "unido" pese a los rumores de discordia alimentados por el revés electoral.

Pese a la reactivación económica en España, algunos políticos conservadores temen pagar las consecuencias de años de políticas de austeridad.

La gestión de la crisis obligó a la derecha a "tomar decisiones, muchas difíciles", admitió Rajoy el lunes. "Eso, lógicamente, produce su desgaste y su costo político".

Ante el avance en los sondeos de Ciudadanos, que amenaza directamente al PP, y de Podemos, aliado español del griego Syriza, Rajoy considera que la crisis empuja a los votantes a buscar opciones fuera de los partidos tradicionales.

"Lo peor que nos podría ocurrir sería volver a la política económica que se hizo en los años 2008-2011, que dejó a España con un numero de personas sin trabajo verdaderamente dramático" y "desde luego tampoco creo que sería muy bueno apostar por partidos cuya ideología es absolutamente desconocida", dijo.

Etiquetado como: