18 junio
Carros quedaron atrapados en el camino entre Castanheira de Pera y Figueiro dos Vinhos.
Carros quedaron atrapados en el camino entre Castanheira de Pera y Figueiro dos Vinhos.

Lisboa

Portugal decretó tres días de luto nacional a partir de este domingo, a raíz del incendio forestal más mortífero de su historia reciente, anunció el gobierno.

El fuego, que se declaró el sábado por la tarde en la localidad de Pedrogao Grande, a unos 50 km de Coimbra, en la región de Leira, dejó al menos 62 muertos y más de 50 heridos.

Cerca de 900 bomberos y 300 vehículos combatían el domingo las llamas que se había propagado rápidamente por varios frentes.

"Desgraciadamente, esta es sin duda la peor tragedia que hemos conocido en estos últimos años en términos de los incendios forestales", reconoció el primer ministro portugués Antonio Costa, desde la sede de la Protección Civil, cerca de Lisboa.

Bomberos descansan luego de varias horas de luchar contra el fuego.
Bomberos descansan luego de varias horas de luchar contra el fuego.
Cerca de 900 bomberos y 300 vehículos combatieron las llamas
Cerca de 900 bomberos y 300 vehículos combatieron las llamas
Muchos murieron calcinados dentro de sus vehículos.
Muchos murieron calcinados dentro de sus vehículos.
Los bomberos luchaban por apagar el fuedo desde el sábado en la noche
Los bomberos luchaban por apagar el fuedo desde el sábado en la noche
Anabela Silva frente a su casa, destruída por el incendio.
Anabela Silva frente a su casa, destruída por el incendio.

Muchas de las víctimas se vieron atrapadas por las llamas en el interior de sus coches cuando circulaban por una carretera cercana. "Es difícil decir si estaban huyendo del fuego o fueron sorprendidos por él", según el secretario de Estado del Interior, Jorge Gomes.

Desde el Vaticano, el papa Francisco expresó su "cercanía con el querido pueblo portugués a raíz del devastador incendio que arrasa los bosques (...) causando muchos muertos y heridos".