Kiev acusó a los rebeldes de violar el alto el fuego acordado el pasado 13 de febrero en la cumbre de Minsk.

 16 febrero, 2015
Tropas ucranianas se dirigían el sábado hacia la ciudad de Debáltsevo, en la región de Donetsk.
Tropas ucranianas se dirigían el sábado hacia la ciudad de Debáltsevo, en la región de Donetsk.

Cinco soldados ucranianos han muerto en las últimas 24 horas en combates con las milicias prorrusas pese al alto el fuego que entró en vigor en la madrugada del sábado al domingo, informó hoy el mando militar.

“En las últimas 24 horas como resultado de combates hemos perdido a 5 soldados ucranianos y otros 25 resultaron heridos”, dijo Andréi Lisenko, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa, en rueda de prensa.

Lisenko, quien precisó que las bajas se produjeron entre las 06.00 del domingo y las 06.00 del lunes, acusó a las milicias rebeldes de violar en 112 ocasiones el alto el fuego acordado el pasado 13 de febrero en la cumbre de Minsk.

Según el parte de guerra ucraniano, las milicias atacaron hasta en 88 veces las posiciones gubernamentales en Debáltsevo, estratégica ciudad donde se encuentran miles de soldados ucranianos hostigados por fuerzas enemigas.

Además, acusó a los insurgentes de impedir el acceso a esa localidad de los observadores de la misión especial de la OSCE para Ucrania, quienes están encargados de supervisar el alto el fuego.

Por ese motivo, Lisenko subrayó que Kiev no está dispuesto a retirar el armamento pesado, el segundo punto del acuerdo suscrito el Minsk y que debería comenzar menos de 48 horas después de la entrada en vigor del alto el fuego.

“La condición para la retirada del armamento pesado de la línea de separación es el alto el fuego. 112 ataques no es un indicador de cese de las hostilidades”, dijo.

Previamente, los separatistas prorrusos también advirtieron de que no se dan las condiciones para la retirada del armamento pesado.

Etiquetado como: