18 abril, 2015

Madrid. AFP. El juez español que investiga al exdirector del FMI Rodrigo Rato por blanqueo de capitales y fraude, ordenó el bloqueo de todas sus cuentas bancarias ayer, informó una fuente judicial, después que agentes del fisco registraran su despacho por segundo día.

“El juzgado número 35 de Madrid, a petición de la Fiscalía, ha ordenado el bloqueo de las cuentas de Rodrigo Rato”, afirmó la fuente, sin poder precisar los motivos del fiscal.

Por segundo día consecutivo continuó el registro policial en el despacho madrileño de quien fue ministro de Economía y número dos del gobierno conservador de José María Aznar (1996-2004), en el marco de una investigación por “blanqueo, fraude y alzamiento de bienes”, según fuentes cercanas a la investigación.

Rato, director gerente del FMI entre el 2004 y el 2007, quien ya se encuentra imputado en dos escándalos de fraude en España, afirmó a El País que está “a disposición de la justicia” y que había cooperado activamente con los investigadores. Sus abogados prefirieron no hablar.

Según una persona cercana al exvicepresidente del Gobierno español, Rato está convencido de haber sido abandonado por sus antiguos compañeros del Partido Popular (PP, derecha gobernante) para demostrar que luchan contra la corrupción.

La investigación la lleva a cabo el fisco, que depende del Ministerio de Hacienda. La Fiscalía anticorrupción no fue informada sino hasta el jueves de estas pesquisas, y el viernes solicitó hacerse cargo del caso.

De acuerdo con ‘El País’ y ‘El Mundo’ , los dos principales rotativos españoles, la investigación tendería a esclarecer unos movimientos sospechosos de capitales y de divisas en sus cuentas.

Rodrigo Rato vuelve a su domicilio de Madrid, en el barrio de Salamanca, después del allanamiento ayer a su despacho. | EFE
Rodrigo Rato vuelve a su domicilio de Madrid, en el barrio de Salamanca, después del allanamiento ayer a su despacho. | EFE

El fisco lo investiga por alzamiento de bienes por si hubiera intentado ocultar patrimonio “que podría cubrir deudas o fianzas” de otros asuntos judiciales en los que está encausado.

Antigua esperanza de la derecha española, ahora suspendido temporalmente del PP, Rato ya está imputado por estafa, apropiación indebida, delitos contables, falsedad documental y administración desleal, en relación con la salida a bolsa en el 2011 de Bankia , el banco que presidió entre el 2010 y el 2012.

La quiebra de ese banco precipitó un rescate europeo a la banca española de 41.000 millones de euros, la mitad de los cuales fueron para Bankia.

También está imputado, junto a casi un centenar de personalidades políticas y sindicales, en el marco de otro escándalo por el uso de tarjetas bancarias corporativas opacas al fisco de Bankia y utilizadas para gastos personales.