11 noviembre, 2015

Lisboa. AFP. La izquierda portuguesa, unida por primera vez en 40 años de democracia, hizo caer este martes al gobierno de derecha minoritario y aspira a formar el suyo para terminar con la política de austeridad.

La izquierda, que domina el Parlamento, votó una moción de censura contra el programa de gobierno de derecha, provocando su dimisión tras apenas 11 días en funciones, por lo que el presidente debe designar a un nuevo primer ministro.

El Partido Socialista (PS), en una alianza inédita con la izquierda antiliberal, procura terminar con la política de austeridad puesta en marcha en el 2011 por la coalición de derecha, que se impuso en los comicios legislativos del 4 de octubre, pero que quedó en minoría en el Parlamento.

El resultado de la elección constituye “una derrota de la política de austeridad aplicada en los últimos cuatro años”, afirmó el PS en el texto adoptado con los 123 votos de los diputados de la oposición, contra 107 de la coalición gubernamental, encabezada por Pedro Passos Coelho.

De esta manera, el balón volvió al campo del presidente Anibal Cavaco Silva, encargado, de acuerdo con la Constitución portuguesa, de designar al jefe del Gobierno. Cavaco Silva, conservador, abandonará su cargo a comienzos del año próximo.

Etiquetado como: