El Gobierno central defiende la inconstitucionalidad de la consulta que se pretende realizar el 9 de noviembre

 10 septiembre, 2014
 Artur Mas, actual presidente de Cataluña, se mantiene firme en su determinación de organizar un referendo sobre el futuro estatus de la región.
Artur Mas, actual presidente de Cataluña, se mantiene firme en su determinación de organizar un referendo sobre el futuro estatus de la región.

Barcelona

El presidente del Gobierno regional catalán, Artur Mas, advirtió este miércoles, en una entrevista a la AFP, que no se puede impedir a la población catalana decidir su futuro pese al rechazo del Gobierno español a la consulta independentista prevista en noviembre.

"Si la población catalana quiere votar sobre su futuro es prácticamente imposible impedirlo para siempre", afirmó Mas, en la víspera de una gran manifestación independentista con más de medio millón de inscritos.

"Es absurdo pretenderlo y creo que el Estado español debe darse cuenta de eso", agregó.

Mas se comprometió en 2012 a celebrar una consulta de autodeterminación en esta región prevista para el 9 de noviembre de este año, aunque Madrid se muestra resuelto a impedirla argumentando que es anticonstitucional.

La consulta debe constar de una doble pregunta: "¿Quiere que Cataluña sea un Estado? ¿Quiere que sea un Estado independiente?".

Sin permiso ni acuerdo con el Gobierno central para llevarla a cabo, el presidente catalán convocará esta votación bajo el amparo de una ley de consultas populares que el parlamento regional debe aprobar la próxima semana y que será previsiblemente recurrida por Madrid ante el Tribunal Constitucional.

Los catalanes harán, este jueves, una demostración de fuerza a favor de la consulta de autodeterminación
Los catalanes harán, este jueves, una demostración de fuerza a favor de la consulta de autodeterminación
Los catalanes harán, por tercer año consecutivo, una demostración de fuerza a favor de la consulta de autodeterminación

Presionado por algunos sectores independentistas a convocarla de todos modos, el presidente catalán se mostró más cauteloso.

"Tenemos que votar pero tenemos que hacerlo con las garantías democráticas suficientes para que en el plano internacional este referendo aceptado", afirmó.

Con poco margen de maniobra para llevar a cabo esta votación, Mas se muestra confiado en que el ejemplo de Escocia, que el 18 de setiembre celebrará un referendo sobre la independencia acordado con el Reino Unido, allane el camino de Cataluña.

Etiquetado como: