Instan a trabajar por la reconciliación y aliviar los dramas de la guerra, pero sin promover una acción política

 24 febrero, 2015
Francisco ofreció su mensaje en la basílica de San Pedro.
Francisco ofreció su mensaje en la basílica de San Pedro.

Ciudad del Vaticano

El jefe de la Iglesia griega católica ucraniana se mostró a favor de que el papa ejerza una mediación para la paz en Ucrania y escriba una carta a los presidentes ruso, Vladimir Putin, y ucraniano, Petro Poroshenko, informó este martes Radio Vaticano.

El arzobispo de Kiev, monseñor Svjatoslav Shevchuk, al frente de la iglesia griega católica (también llamada uniata), que apoya al gobierno ucraniano en la guerra con los separatistas prorrusos, estimó que el papa Francisco es un hombre de acción que habla poco pero actúa.

La semana pasada, los obispos ucranianos fueron recibidos por el papa, quien los instó a trabajar por la reconciliación y aliviar los dramas de la guerra, pero sin promover una acción política.

"A nivel nacional, tienen el derecho de manifestar sus ideas sobre el destino de su país. No para promover una acción política concreta, sino para reafirmar valores que constituyen un elemento de unión de la sociedad ucraniana", dijo el papa.

Según monseñor Shevchuk, la Santa Sede defiende la integridad territorial de Ucrania.

Durante su gira, los obispos ucranianos invitaron al papa a visitar su país y le pidieron que apoye un llamado para una acción humanitaria internacional.

Según la ONU, la guerra en el este de Ucrania ha causado más de un millón de refugiados, de los cuales 140.000 niños, y casi 6.000 muertos entre los civiles.

Según la agencia I.Media especializada en el Vaticano, el arzobispo de Kiev comentó las declaraciones del papa, que había denunciado el escándalo de una guerra fratricida entre cristianos.

"Este término nos apenó mucho. Intenté explicar (...) de qué manera una palabra puede herir y desanimar al pueblo ucraniano". El prelado también lamentó que la Santa Sede use términos, que incluso traducidos al ucraniano, hacen mucha alusión a la propaganda rusa.

El papa siempre ha evitado citar a Rusia, lo que irrita sobremanera a los católicos ucranianos de rito oriental.